Mural, “caso cerrado”

IMAGEN DE MILAGRO SALA EN LA CPE

El grupo de Muralistas Pampeanos y las organizaciones que impulsaron el mural de Milagro Sala en una de las paredes de la Cooperativa Popular de Electricidad (CPE) consideran como “caso cerrado” la polémica por dicha iniciativa al tiempo que aceptan la decisión que tomó la dirigencia de la entidad de reemplazar dicha pintura por una en conmemoración del bicentenario de la Nación.
“El grupo de Muralistas ha tomado su decisión y considera ‘caso cerrado’ el Mural Milagro Sala. Acepta la decisión de la CPE para no alimentar más a grupos que están tratando de aprovechar el tema para fortalecerse en su posición para atacar la conducción de la Cooperativa”, dice el comunicado de prensa firmado por Mónica Arribillaga, Martín Emmanuel Bravo, Jimena Cabello, Carina Carrasco, Darío “Tiki” Eyheramonho, Sergio Ibaceta, Ana María Willging y decenas de colaboradores voluntarios.
“Para zanjar la controversia y solo en pos de este enorme propósito, es que aceptaremos críticamente la decisión adoptada, sin retroceder un centímetro en la legitimidad del reclamo, en cuanto a que se respeten los derechos constitucionales para todos los habitantes de este suelo. Lamentamos haber expuesto a la Cooperativa y a los Compañerxs que acompañaron la realización del mural a los ataques y descalificaciones brutales que son de público conocimiento. No seremos nosotros lo que alimentaremos la controversia por éste camino, ya que nuestro compromiso es de esfuerzo, construcción colectiva y debate democrático y fraternal”, expresaron los muralistas.

Polémica.
El mural con la imagen de Milagro Sala, que sigue detenida, fue pintado el 11 de junio en la Plazoleta de los Abuelos, de la CPE. Un grupo de asociados se quejó a través de las redes sociales y apuntó directamente contra la entidad. El miércoles, el Consejo Directivo de la Cooperativa defendió la cesión de la pared para el mural pero adelantó que en julio harán otro mural por el Bicentenario.
“A esta altura de los acontecimientos, creemos que el problema no es el mural. El problema es la Cooperativa, la estatura de sus dirigentes, su intachable trayectoria de pluralismo democrático, sus posiciones antimonopólicas, su defensa a la Ley de Medios de la Democracia, sus servicios solidarios y eficientes que afectan el interés de las corporaciones, su trato hacia todos nosotros como asociados y no como clientes. Y en esto no hay inocencia y es de la única política que discutiremos firmemente aquí y en cualquier Foro”, agregaron.
“¿Dónde estaban las voces de los detractores del mural cuando Cablevisión se colgaba impunemente de nuestras columnas cooperativas? La conducción de la CPE no es nuestro adversario y de ninguna manera vamos a confrontar con ella ni darle excusas a los personeros de la intolerancia, violentos anónimos y otros con intensiones inconfesables. Tal vez bajar ó reemplazar el mural sea un error… pero preferimos mil veces los errores de nuestra Cooperativa, que los aciertos de aquellos que vieron la posibilidad de sacar rédito político del hecho”, señalaron los autoconvocados.

“Gente de bien”.
El comunicado añade: “Nadie podrá negar que solicitar ‘blanquear’ una obra de arte comprometida, por modesta que sea, y llamar a sumarse a éste desagradable propósito a ‘la gente de bien de Santa Rosa’ colectando firmas electrónicas desde donde operan los call center al servicio de dudosos intereses que envenenan las redes sociales, es una posición política, deleznable a nuestro criterio, pero así lo es”.

Compartir