Murió uno de los militares que se intoxicaron en Toay

DOLOR EN EL REGIMIENTO POR EL DECESO DEL SARGENTO PLAZA

Una semana después de haber inhalado gases tóxicos, René Plaza murió en la Clínica Modelo. El soldado Montiveros pasó a una sala común pero no recuerda qué le pasó. El Ejército y la Justicia Federal investigan el caso.
El sargento ayudante René Plaza (50) falleció ayer en la Clínica Modelo tras no poder recuperarse de los efectos que le produjo haberse intoxicado con gases mientras limpiaba la red cloacal del regimiento de Toay. La noticia fue confirmada ayer a este diario por el teniente Coronel Andrés Ravaioli, jefe del regimiento de Infantería Mecanizada 6, quien lamentó profundamente el deceso y señaló que en los siete días que permaneció internado, el cuadro de Plaza se fue complicando cada vez más por un problema respiratorio severo. El uniformado fue velado ayer en una sala velatoria de Toay.
Por otra parte, Ravaioli informó que el soldado Marcos Montiveros (25), el otro militar afectado por la intoxicación, salió de la Terapia Intensiva y permanece en una habitación común. “Está orientado en tiempo y espacio, charla, se mueve. Entiendo que por su evolución le darían el alta en breve”, dijo el jefe del Regimiento de Infantería Mecanizada.

-¿Pudo decir Montiveros qué fue lo que ocurrió?

-Tiene un lapsus. El dice que se le apagó la luz y que recién se le encendió en la clínica. Iba a ayudar al sargento ayudante que estaba abajo (en la cámara séptica) y se desvaneció.

Investigación.

Por la gravedad del caso y el fallecimiento de Plaza, sigue en marcha la investigación interna que lleva delante el Ejército pero también se iniciaron actuaciones en la Justicia Federal. La fiscala Adriana Zapico está obrando de oficio pero hasta el momento se desconoce la carátula del caso. “Se está investigando la mecánica del accidente. Por ahora no puedo decir nada aún porque no se les tomó declaración a todos los testigos”, cerró Ravaioli.

Máscaras.

Días atrás una fuente del Ejército advirtió a este diario que Montiveros y Plaza trabajaron sin las medidas de seguridad necesarias y que la utilización de máscaras habría evitado la intoxicación. No obstante, el teniente Ravaioli dijo que los dos uniformados contaban con todo el instrumental necesario para su tarea.
“Tenían arneses, máscaras y todas las herramientas para trabajar desde afuera de la cámara. El aparato que se utiliza para desobstruir se opera desde arriba, por eso no sabemos por qué motivo el sargento terminó abajo”, dijo.
Montiveros y Plaza fueron hospitalizados el miércoles 25 de octubre luego de que inhalaran gases tóxicos mientras realizaban tareas de mantenimiento en la red cloacal interna de la guarnición, sobre uno de los lados de la Plaza de Armas. Los uniformados especializados en mantenimiento (son Mecánicos de Instalaciones Fijas) llevaban al menos una semana desobstruyendo cloacas y tuberías.
Gases altamente tóxicos emanaron de una cámara séptica y provocaron la descompensación del sargento que -se sabe ahora- ya estaba adentro del foso rectangular de un metro y medio de lado, por tres de profundidad. El soldado, se descompensó después y cayó. Ambos fueron rescatados por un grupo de soldados y suboficiales.