Murió el linyera golpeado por su propio hijo en una plaza

José Maidana, el hombre de 66 años golpeado por su propio hijo el lunes en la plaza Virgen de Fátima, cerca de la Terminal de Ómnibus, falleció ayer a la tarde en el hospital Virgilio Tedín de Realicó. Maidana, (que trabajaba en la calle junto a su hijo) resultó en grave estado como consecuencia de las lesiones, por lo que debió ser trasladado al hospital Lucio Molas de Santa Rosa y posteriormente al centro asistencial de Realicó. La causa ahora quedó caratulada como homicidio.
Por su parte, el juez de Control Néstor Ralli impuso el miércoles la prisión preventiva hasta la finalización del proceso a Maidana hijo, de 33 años. Cuando fue hospitalizado, su padre no mostró ningún tipo de evolución debido al hematoma cerebral originado por los golpes y lo que le generó muerte cerebral. “Se espera el peor desenlace ya que solo un milagro podría salvarlo, el paciente está muy mal de salud”, dijo ayer una fuente judicial abocada a la investigación de la causa. Padre e hijo estaban en situación de calle y paraban en la placita ubicada frente a la Terminal. Y, tras el episodio violento, el examen de alcoholemia realizado al hijo dio positivo. Hasta el momento, en tanto, hay un solo testigo directo de la golpiza que deberá declarar cuando sea llamado por la Justicia.