Nación no envía ni un peso más a La Pampa

OTRA MUESTRA DE LA DISCRIMINACION

Los números, que se desprenden del último informe realizado por la ASAP, demuestran claramente que la administración de Cambiemos mantuvo estable el mayor reparto hacia las provincias “amigas”.
En lo que va de la gestión del gobierno de Mauricio Macri hubo provincias que recibieron un porcentaje superior de los fondos que envía Nación, si se compara el 2016 con el corriente año. En ese marco, el caso de La Pampa es único, no varió, o sea, cero por ciento (0% para que quede claro). El capital transferido a nuestra provincia este año fue prácticamente el mismo que el del año pasado, apenas cambió un dígito: pasó de 1.129 millones de pesos en los tres primeros trimestres de 2016, a 1.130 en lo que va de 2017.
Los números se desprenden del último informe realizado por la Asociación Argentina de Presupuesto y Administración Financiera Pública (ASAP). Allí se muestra la inversión real directa y transferencias de capital a las provincias. Y de esa manera, queda claramente reflejado que la administración de Cambiemos mantuvo estable el mayor reparto hacia las provincias “amigas”, o hacia aquellas donde se encuentran los principales ejes productivos, como es el caso de Neuquén y el desarrollo petrolífero de Vaca Muerta.
Para tener más en claro la posición de La Pampa y el escaso respaldo del Ejecutivo, hay que resaltar que la media nacional del aumento de envío de fondos fue de 44%.

Porcentajes.
No hace falta ser adivino para saber que la jurisdicción más beneficiada fue la Ciudad de Buenos Aires, con una variación del 106% entre los dos años. Le siguen Neuquén (88%), provincia de Buenos Aires (64%), Jujuy (62%), Tucumán (55%) Mendoza (44%) y Córdoba (42%). La Pampa quedó en ese reparto lejos, muy lejos: 0%, con los mismos fondos que el año pasado.
De esta manera, en los primeros nueve meses del 2017 se consolidó la tendencia de reparto inequitativo de fondos y obra pública que viene efectivizando la gestión macrista.
Los números pueden apreciarse en la página web de la ASAP.

Denuncias.
El gobernador Carlos Verna había denunciado en agosto “constantes aprietes” del gobierno nacional, sosteniendo que “forman parte de un concepto de obediencia debida para ser tenidos en cuenta en el reparto de fondos”.
El mandatario pampeano respondía así a las declaraciones del jefe de Gabinete, Marcos Peña y del viceministro del Interior, Sebastián García de Luca, que negaron “discriminación” del gobierno nacional hacia la provincia respecto al otorgamiento de fondos.
“Tienen un concepto de obediencia debida, por los constantes aprietes a partir del manejo de fondos. En un comienzo Macri dialogó con gobernadores, oportunidad en la que acordó trabajar en conjunto, pero luego fue modificando la idea con el tiempo”, advertía Verna en aquel entonces. Además, aseguraba que Macri “quiere someter a La Pampa, una de las pocas provincias que no tiene deuda”.

Transferencias automáticas.
“Tenemos que tratar de que los fondos sean automáticos. En todo lo que se distribuya discrecionalmente, las provincias no gobernadas por ‘Cambiemos’ van a sufrir discriminación estos años”, expresó el ministro de Hacienda, Ernesto Franco, quien además sostuvo que “nunca se había llegado a una situación de obras cero y transferencias cero”, aseguró a principios de mes el ministro.
Las autoridades pampeanas llevaron el mismo planteo durante esta semana, cuando el presidente presentó a los gobernadores los nuevos lineamientos del “Consenso fiscal”, oportunidad en la que se insistió en el reclamo de las “transferencias automáticas” que permitan evitar los manejos discriminatorios.