Nación apura obras que afectarán más a los ríos

INCUMPLE LA LEY DE COMITES DE CUENCA PERO PRESUPUESTA OBRAS EN RIOS INTERPROVINCIALES

Son dos diques que tienen repercusiones sobre los ríos que integran la cuenca del Desaguadero-Salado. No solo cuentan con abultadas partidas sino que Nación quiere que comiencen cuanto antes. También aparece Los Blancos.
El proyecto de Presupuesto Nacional que el ministro de Economía Axel Kicillof presentó la semana pasada en el Congreso Nacional contempla importantes partidas para obras hidroeléctricas de gran magnitud en ríos que integran las cuencas del Colorado y del Desaguadero – Salado – Chadileuvú. Ellas son Portezuelo del Viento, Los Blancos y El Tambolar. Aunque en años anteriores esas obras ya estuvieron presentes, en esta oportunidad cuentan con partidas mucho más grandes y, sobre todo, un pedido expreso de Nación para apurar su inicio.
El megaproyecto energético Portezuelo del Viento lleva varios presupuestos sucesivos en los que cuenta con una partida a su nombre. Según publicó ayer el diario San Rafael, el dique sobre el río Grande apareció por primera vez con un monto a su nombre en el presupuesto 2014 y desde entonces, siempre ha figurado en algún sector del Presupuesto Nacional.
En años anteriores esas partidas estaban orientadas, según explicaban los funcionarios pampeanos y del comité de cuenca, a continuar con los estudios técnicos que se necesitan para determinar el impacto que la obra tendrá sobre el curso del río Colorado y la calidad de sus aguas.
Ahora, de acuerdo a lo que ha trascendido, el tema pasó a un nivel superior: ya no se habla de estudios técnicos sino de empezar con las obras en si. Desde 2014 Portezuelo del Viento figura en el anexo 7 del Presupuesto Nacional, denominado “Programa de Inversiones Prioritarias”, entre un grupo de grandes obras de infraestructura que suman 51.000 millones de dólares. De ese enorme monto, 7.618 millones de dólares corresponden a proyectos como Portezuelo del Viento, Los Blancos, Chihuido I, Agua Negra y Potrero del Clavillo.
A diferencia de presupuestos anteriores, en esta oportunidad el gobierno nacional “ha marcado la urgencia del inicio de obras”, destacó Diario San Rafael. El párrafo central reza: “Autorízase a iniciar el proceso de contratación de las obras de Infraestructura Hidroeléctrica denominadas Chihuido I, Portezuelo del Viento, Los Blancos, Punta Negra y Potrero del Clavillo. Asimismo autorízase al jefe de Gabinete a efectuar las medidas necesarias que en materia de Presupuesto correspondan, a efectos de comprometer la ejecución de los mencionados proyectos así como su inclusión en los ejercicios siguientes hasta su finalización”.

Diques y túneles.
Portezuelo del Viento es una obra bien conocida por los pampeanos, que desde distintos ámbitos debaten su importancia y las consecuencias que tendrá en nuestra provincia. Contempla una gran represa sobre el río Grande que no solo quitará agua al río Colorado sino que derivará una parte al cauce del río Atuel. Desde las dos ópticas, la obra es resistida en La Pampa.
Los Blancos es otro gran emprendimiento hidroeléctrico, en este caso sobre el río Tunuyán, un cauce que se desarrolla íntegramente en territorio mendocino pero que ya no aporta al colector de la cuenca, el Desaguadero, debido al intenso uso que Mendoza hace de sus aguas. Los fines principales de Los Blancos son riego e hidroelectricidad.
Agua Negra es un proyecto conjunto con Chile para construir dos túneles en la cordillera de Los Andes, entre la provincia argentina de San Juan y la chilena de Coquimbo.
Chihuido I es otra obra hidroenergética de gran magnitud, en este caso sobre el río Neuquén, y Potrero de Clavillo contempla la construcción de 10 azudes (pequeños diques derivadores) sobre el río Gastona, entre Tucumán y Catamarca, también con fines energéticos.

“Seremos claramente perjudicados”.
El senador Juan Carlos Marino advirtió que el proyecto de Ley de Presupuesto para el año entrante no depara buenas noticias para los pampeanos, sino todo los contrario. “La Pampa será claramente perjudicada”, sentenció.
“El artículo 59 del proyecto autoriza al Ejecutivo (nacional) a iniciar el proceso de contratación de las obras de aprovechamiento hidroenergético Portezuelo del Viento en Mendoza, y El Tambolar en San Juan” señaló Marino. “Estas presas afectan por partida doble a la provincia de la Pampa, ya que Portezuelo del Viento, como todos sabemos, supone el trasvasamiento del río Grande al Atuel, lo que terminará por afectar el caudal del Río Colorado; y El Tambolar será el embalse más importante sobre el Río San Juan, que es el río más caudaloso de la cuenca Desaguadero – Salado – Chalideuvu, lo que significará sin dudas la desaparición definitiva del Salado – Chadileuvu en nuestra provincia.”
El legislador señaló que si bien la autorización de contratación de las obras para Portezuelo del Viento y El Tambolar ya estaba en el Presupuesto 2015, fue a partir del último viaje a China que hizo la Presidenta, donde se avanzó en el tema del financiamiento. El inicio de la obra sobre el río Grande podría ser una realidad en breve, anticipó el senador, mientras que en el caso de El Tambolar “no solo fue incluida en los acuerdos con China, sino que también es una obra que ya está iniciada, con recursos que oportunamente adelantó el Gobierno Nacional, y que continuara con un préstamo del Cexim, el Banco de Exportaciones e Importaciones de China”, precisó.
“No se puede avanzar intempestivamente en este tipo de obras que suponen profundas consecuencias para las provincias involucradas, por algo existe un organismo que debiera deliberar y llegar a una definición escuchando a todas las partes. Parece que no será así, que el Coirco está pintado, al menos eso hacen suponer las gestiones del Gobierno Nacional en materia de financiamiento. Respecto de El Tambolar, la suerte parece ya estar echada”, finalizó el senador por La Pampa, con tono resignado.