Nación nombró delegado a Mario Canoba

La Secretaría de Derechos Humanos de la Nación, que depende del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, designó durante la última semana a Mario Canoba como nuevo delegado en la provincia.
“La idea es que la secretaría tenga presencia en todas las provincias del país, algo que es fundamental para profundizar las políticas del gobierno nacional, que son variadas”, aseguró el nuevo funcionario.
Canoba se desempeña actualmente como titular de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos de la provincia, y es reconocido por su tarea en cuestiones vinculadas a estas reivindicaciones sociales. Fue uno de los impulsores de la creación de la Casa Juana Azurduy, un refugio para mujeres y niños víctimas de violencia, que lleva más de un año funcionando en la calle San Juan de Villa del Busto en la capital pampeana.
Durante las últimas semanas, el dirigente fue contratado directamente por el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, y en sus funciones dependerá de la Secretaría de Derechos Humanos, a cargo de Martín Fresneda.
En la provincia, la Delegación funcionará en una de las oficinal de la sede que tiene el Registro Nacional de Armas (Renar) en la calle Pellegrini 123, y buscará además articular tareas y políticas de gestión con la Secretaría de Derechos Humanos de La Pampa, cuyo titular es Rubén Funes, y con otras organizaciones sociales pampeanas.
“Es fundamental desarrollar un trabajo de campo amplio en todas las localidades de la provincia, para bajar el mensaje, las políticas y el pensamiento de la secretaría y del gobierno nacional”, comentó Canoba en diálogo con LA ARENA.
Siguiendo ese lineamiento, el dirigente agregó que “como en todos lados, hay muchas cosas por hacer todavía, pero existe un compromiso muy fuerte del gobierno nacional para trabajar arduamente y que los derechos lleguen a todos los argentinos”.
Canoba también formará parte del Consejo Federal de la Secretaría de Derechos Humanos, que ya integra La Pampa a través de su dependencia gubernamental que dirige Funes. “Pretendemos impulsar acciones concretas, para lo que es necesario trabajar en forma conjunta con todos los actores sociales”, afirmó.
La Secretaría Ejecutiva del Consejo Federal coopera, apoya, difunde y articula con los gobiernos provinciales las políticas públicas vinculadas a los derechos humanos en el ámbito nacional, provincial y municipal, favoreciendo de esa forma la cooperación horizontal entre las distintas jurisdicciones.
En los últimos días, Canoba estuvo reunido también con el jefe de Gabinete de la Secretaría de DDHH, Agustín Di Toffino, hijo de un sindicalista de Luz y Fuerza de Córdoba que fue secuestrado y desaparecido el 30 de noviembre del año 1976.

Caso Padín.
Canoba fue indicado durante los últimos días como una de las personas que participó en las negociaciones y que facilitó la entrega de Andrés “Japonés” Padín a la Policía, después de ser acusado de apuñalar y matar a un jugador de fútbol de General Acha.
Debido a su militancia por la reivindicación de los derechos humanos, el dirigente fue convocado aparentemente para mediar en la negociación por los investigadores de la fuerza policial.