“Nadie los obliga a ser empleados públicos”, ironizó Altolaguirre

EL SOEM AMENAZO CON UN PARO SI LA MUNICIPALIDAD DESDOBLA EL PAGO DE AGUINALDOS

La relación entre el Sindicato de Obreros y Empleados Municipales (SOEM) y el intendente Leandro Altolaguirre volvió a tensarse durante la jornada de ayer. Por la mañana, los trabajadores nucleados en el gremio realizaron una asamblea en la que decidieron ir al paro si el gobierno comunal no paga el medio aguinaldo de julio junto con el sueldo. Altolaguirre se mostró molesto por la decisión y echó más nafta al fuego: “Nadie los obliga a ser empleados públicos”.
La movilización entre los trabajadores se agitó en los últimos días, cuando las autoridades municipales, ante la reticencia del gobierno provincial de adelantar fondos, advirtieron que se corría el peligro de no llegar a pagar el sueldo y el Salario Anual Complementario (SAC) el mismo día. Esa situación encendió las alarmas en la dirigencia que convocó a una asamblea que sesionó ayer a la mañana.
La decisión de quienes se convocaron en el hall del municipio fue unánime: el mañana, a las 11, se congregarán en la municipalidad y decidirán, de acuerdo a lo que vean depositados en sus cuentas sueldo, si aplican medidas de fuerza.

“Un paro no ayuda”.
Altolaguirre fue consultado por LA ARENA ayer por la tarde acerca de la situación financiera del municipio. “Si hay adelanto de coparticipación se paga la totalidad del aguinaldo, y si no llega la plata, se va a desdoblar. La idea es que sea lo mínimo posible, incluso si se puede menos de una semana, pero depende de cómo ingrese la coparticipación y la recaudación”, explicó.
El jefe comunal recordó que cuando se enfrentó al SOEM por el corte de los contratos, desde la directiva del gremio le aconsejaban que no los cortara porque el dinero “siempre iba a aparecer”, algo que ahora, según dijo, está en duda porque no hubo respuestas de la provincia a las gestiones realizadas.
“Hacer una medida de fuerza no ayuda -continuó-. Ellos mismos se terminan perjudicando, porque se resienten los servicios y se recauda menos. Además, nadie los obliga a ser empleados públicos. Todo el esfuerzo que se hace en la gestión es para cubrir los sueldos. Los municipales no son los únicos que la están pasando mal.”
-Decir que “nadie los obliga a ser empleados públicos” es un tanto duro.
-Me refiero a que el empleado privado también está complicado, está mucho peor. La estabilidad que tiene el privado en la etapa de crisis, no existe. Entiendo la situación, nos movemos y nos preocupa para ver de qué manera prestar el servicio a los vecinos, pero el tema es cómo conseguimos los recursos. Estamos pagando deudas. A los empresarios locales se le debía mucho y se fueron pagando todas las deudas que se generaron en la gestión de Larrañaga. Ahora estamos tratando de no generar nueva deuda, pero en realidad la estamos transformando, porque cubrimos la de proveedores y acrecentamos la que tenemos con la Provincia.

“Se complica”.
En la vereda de enfrente, el secretario general del SOEM, Gustavo Montiel, explicó los motivos que derivaron en la convocatoria a la asamblea. “Estuvimos el viernes reunidos con Evangelista y nos dijo que no dispone de los fondos, que han pedido un adelanto de coparticipación a provincia y hasta ahora no tienen ningún tipo de solución”, explicó ante los asambleístas.
“Hasta ahora sabemos que los sueldos están desdoblados, que se paga por un lado el sueldo de junio y por otro, el aguinaldo; lo que no sabemos es cuándo se va a pagar. Evangelista dijo que ni bien disponga del dinero, nos va a hacer efectivo el pago del aguinaldo, pero no tenemos fecha exacta”, puntualizó.
En diálogo con LA ARENA manifestó que los trabajadores estaban incómodos, pues aparte de la situación del municipio debía tenerse en cuenta la situación del país y la pérdida del poder adquisitivo de los salarios, producto de la inflación y los aumentos en las tarifas. “Si a eso le sumamos el endeudamiento que tiene el empleado, se complica. A nosotros nos hubiera gustado que el municipio fijara reglas más claras, en concordancia con el empleado, porque esta situación pinta un año muy difícil para el empleado municipal”, afirmó.
Mencionó el agravante de la situación con el recorte de adicionales y horas extras, más la falta de determinación del Ejecutivo municipal, de fijar la fecha para la celebración de la paritaria.

Cortina desmiente versión
El secretario de Obras y Servicios Públicos del municipio, Mario Cortina, no tiene en mente renunciar a su cargo. Así lo dijo ayer ante la consulta de LA ARENA tras la repercusión que tuvieron las declaraciones formuladas a LU 33 Emisora Pampeana donde manifestó que vería si le daba “el pellejo” para seguir.
“Yo sabía de la situación complicada cuando acepté el cargo, así que no es una sorpresa para mí. Yo tengo el respaldo del intendente. Lo que quise decir es que es muy difícil hacer cuando no hay fondos. Pero estoy embarcado en ver la manera de mejorar las cosas. A la gestión de Torroba le llevó dos años acomodarse para comenzar a mostrar obras”, reflexionó por la tarde consultado por LA ARENA.
Antes, el intendente Leandro Altolaguirre, consultado por la situación manifestó que no había tenido ninguna conversación con Cortina de la que hubiera surgido posibilidad alguna de renuncia.

“Basta de excusas”
Realizadas todas las presentaciones correspondientes a la Subsecretaría de Trabajo y al ministerio, Montiel no descartó la decisión de ir al paro. En el encuentro, que fue breve pero ruidoso; se instó al paro, con bombos y carteles con la leyenda “involUCRate” (resaltando con mayúsculas la abreviatura de Unión Cívica Radical, el partido de Altolaguirre). Algunos manifestantes estuvieron tirados en el suelo, a modo de descontento, con consignas como “que se vayan todos”, “basta de excusas” y “paro”. Antes de las 12, la asamblea pasó a un cuarto intermedio hasta mañana a las 13.

Compartir