Natasa, beba de 4 kilos la primera del año en el Molas

COOPERADORA DEL HOSPITAL ENTREGO REGALOS A LA MADRE

La joven Verónica Rodríguez de 30 años, recibió en la habitación 4 del área de Pediatría, a tres integrantes de la Cooperadora del hospital Lucio Molas, que portaban el regalo para la primera bebé que nació en la ciudad en este recién iniciado 2017. La joven, mamá de otros tres niños, se mostró feliz y sorprendida al recibir un cochecito y el ajuar para su pequeña.
Rodríguez comenzó con molestias en la misma mañana del domingo primero de enero. A eso de las 10, concurrió al hospital Segundo Taladriz de Toay y fue posteriormente trasladada al nosocomio local. A las 12.35, nació Natasa Agostina Gómez por parto natural, con 4,100 kilos.
Natasa es la cuarta hija de Rodríguez y la primera con su pareja actual, quién ingresó al quirófano y presenció el nacimiento de la pequeña. Tal como relató su mamá, sus hijos de 15, 13 y 7 están “felices y contentos con su hermanita”.
Alrededor de las 10.20, llegaron las integrantes de la Cooperadora, con los regalos en la mano, a felicitar a la mamá y hacer entrega de los presentes.
Gladys Villadi, secretaria de la entidad solidaria, señaló que “como es costumbre, hace años entregamos el cochecito al primer bebé nacido en el hospital Molas, y este año le agregamos un ajuar y replicaremos la entrega de este detalle a los demás niños o niñas, nacidos en esta fecha”.
Villadi indicó que contabilizaban otros nueve nacimientos con la llegada del nuevo año. Villadi estuvo acompañada por la pro secretaria, Vanesa Ranocchia Ongaro y Gabriela Weigun, también integrante de la comisión.

Una costumbre.
Las integrantes de la Asociación Cooperadora del Hospital Lucio Molas destacaron “el espíritu solidario” que las impulsó a realizar desde hace varios años, esta acción. “La cooperadora está presente todo el año, en lo que se necesite para el bien de los pacientes; y esto, la entrega del ajuar al recién nacido, empezó como una inquietud y se impuso como una costumbre”.
Villadi agradeció el buen trato y contacto constante con las autoridades del establecimiento, además del apoyo que reciben desde la dirección del hospital; aunque cabe apuntar que es precisamente el Lucio Molas, y sus pacientes, el principal beneficiado con lo que realiza la entidad solidaria.
Verónica, la primera madre en Santa Rosa el 1 de enero, estaba radiante, y lo mostraba con su amplia sonrisa… tanto ella como su pequeña se encontraban muy bien de salud y esperaban recibir el traslado, para estar más cerca de su domicilio en la vecina localidad, y que los hermanitos de Natasa pudieran conocerla.