Ni una menos

Debajo de un cielo que prometía lluvia, más de 350 personas se congregaron ayer a las 17.30 en la Plaza San Martín y soportaron frías ráfagas de viento para conmemorar el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia hacia Las Mujeres, y además para manifestarse en contra de lo que parece un hecho inminente: el nombramiento como ministro de Seguridad del ex intendente de la ciudad, Juan Carlos Tierno, quien fuera condenado a principios de año por abuso de autoridad.
La Marcha estuvo organizada por Colectivo de Mujeres Autoconvocadas y la Organización Barrial "Todas somos Andrea" en el marco de una convocatoria nacional como la del 6 de junio pasado, que pasó a la historia bajo el nombre de #Ni Una Menos. La marcha había sido anunciada en el XXX Encuentro Nacional de Mujeres, realizado en Mar del Plata en el mes de octubre último.
Bajo la consigna "Las Mariposas vuelan por Santa Rosa", en homenaje a las hermanas Mirabal, asesinadas durante la dictadura de Trujillo en República Dominicana, hubo distintas actividades alusivas a la problemática que genera la violencia machista. Hubo también pancartas a favor del aborto legal, seguro y gratuito y reclamos contra las reparticiones del Estado provincial y municipal abocadas a la temática para que tomen cartas en las situaciones que padecen decenas de mujeres y niños en la ciudad y la provincia.
En la Argentina los número son alarmantes: una mujer muere cada 30 horas por femicidio y 8 niños y niñas quedan huérfanas por semana. A esto se suman aquellas mujeres muertas por abortos clandestinos ante la negativa del Congreso Nacional de dar tratamiento al proyecto de interrupción voluntaria del embarazo.
Participaron de la actividad militantes de organizaciones sociales, referentes de la cultura, algunos concejales y diputados provinciales y hasta el flamante intendente de la ciudad, Leandro Altolaguirre. Cerca de las 18.15, y tras recorrer la avenida San Martín Este, la procesión llegó hasta el frente de la Casa de Gobierno, sitio donde se nombró a todas las mujeres que en las últimas décadas fueron asesinadas a manos de la violencia machista. Ya de regreso, los asistentes rodearon la plaza y siguieron compartiendo consignas al compás de una murga.

Tierno.
Tras la aparición del condenado ex intendente en una actividad referida a la violencia contra las mujeres el lunes pasado en el Centro Cultural Provincial, varios santarroseños aprovecharon para manifestar su descontento ante la posibilidad de que Tierno vuelva a formar parte del gobierno provincial. Por ese motivo, muchos de los asistentes a la marcha del #Niunamenos aparecieron ayer con pancartas y remeras que manifestaban el repudio contra quien fuera condenado meses atrás a dos años de prisión en suspenso por abuso de autoridad y cuatro de inhabilitación para ejercer cargos públicos. Asimismo, fueron varias las organizaciones que en estos días emitieron comunicados de alerta ante el inminente regreso.

En alerta y movilización
El Sindicato de Trabajadores de Prensa La Pampa Zona Sur expresó ayer "su más ferviente repudio" a la posible designación de Juan Carlos Tierno como ministro de Seguridad de La Pampa. "A Tierno no tenemos que esperar para verlo caminar", dijo el gremio sobre el ex intendente local, hoy condenado por abuso de autoridad.
El gremio recordó su polémico paso por ese mismo ministerio entre 2004 y 2006, cuando el propio Verna debió echarlo ante las crecientes denuncias por apremios ilegales en las comisarías pampeanas. También su paso como director del Banco de La Pampa, durante el marinismo, cuando fue cuestionado por comprar una fracción de campo, lindero con el suyo, a un productor que estaba fuertemente endeudado con la entidad.
A su vez, recordaron la persecución judicial que lanzó contra periodistas del semanario Lumbre que habían publicado un artículo periodístico que denunciaba que aquella operación inmobiliaria era incompatible con la función que desempeñaba como director oficial del BLP.
El comunicado repasó el fugaz paso por la intendencia, que generó una reacción popular y la posterior intervención de la comuna en 2008, y el caso revelado en estas páginas en los años ’80, cuando Tierno era un joven funcionario, respecto a un presunto caso de violencia de género contra su novia de entonces, que generó un pedido de informes de diputados de la UCR al Poder Ejecutivo.
"Verna desafía nuevamente a los santarroseños y a los pampeanos con una designación que resulta intolerable", concluyó el gremio, que se declaró en alerta y movilización.

Multitudinarias marchas de #NiUnaMenos
Con la consigna #NiUnaMenos, Nunca Más, las calles del país volvieron a colmarse de personas manifestándose contra la violencia de género y en reclamo a los poderes estatales nacionales, provinciales y comunales de políticas públicas preventivas, de asistencia a las víctimas y de la “pérdida automática de responsabilidad parental del femicida condenado".
La organización La Casa del Encuentro -presidida por las coordinadoras Fabiana Túñez y Ada Rico, y que difundió el martes que fueron 233 los femicidios ocurridos en los primeros diez meses del año- encabezó una de las columnas en un esquina del Congreso Nacional, reclamando nuevas normativas.
"Los femicidios son un problema de derechos humanos: necesitamos cuidar a las hijas e hijos de las mujeres asesinadas, por eso reclamamos que el Congreso trate los anteproyectos de ley en los que pedimos la pérdida automática de responsabilidad parental del femicida condenado", dijeron las dirigentes sociales.
Además, los anteproyectos consideran un "reconocimiento económico para esos niños huérfanos por la violencia machista, hasta la mayoría de edad".

Periodistas.
También el periodismo se movilizó contra las violencias hacia las mujeres. El Sindicato de Prensa de Buenos Aires recordó durante la marcha a la trabajadora de prensa en Página 12 y militante trans, Diana Sacayan, asesinada el mes pasado, cuya imagen portada por familiares y amigos acompañó a los manifestantes.
"Si logramos erradicar de nuestros discursos mediáticos la estigmatización, los estereotipos y la cosificación de las mujeres y del colectivo LGBTI, estamos colaborando a evitar las violencias", analizó Carla Gaudensi, dirigente del gremio.
La Red Internacional de Periodistas con Visión de Género en Argentina coincidió con el reclamo del sindicato y sumó "la importancia de visibilizar las violencias que sufren las colegas dentro de algunas redacciones".

Católicas.
Las Católicas por el Derecho a Decidir hicieron oir su reclamo contra "la violencia ejercida contra las libertades reproductivas, una de las tantas desgarradoras formas en que las mujeres somos objeto de múltiples avasallamientos sobre nuestros cuerpos, la que no resulta contemplada en acciones y políticas efectivas de protección".
"El aborto clandestino es una realidad en la vida de miles de mujeres y por ello, seguimos demandando el tratamiento inmediato del proyecto de Ley sobre Interrupción Voluntaria del Embarazo: hoy, más que nunca, decimos ‘ni una sola mujer menos por aborto clandestino’", clamaron las dirigentes.
Marta Alanis, dirigente de Católicas por el Derecho a Decidir, planteó que espera “que el nuevo Congreso dé el debate, finalmente, sobre el derecho al aborto”.
La marcha #NiUna Menos se realiza en coincidencia con el día internacional contra la violencia hacia las mujeres, en memoria de las hermanas Mirabal, tres jóvenes dominicanas que fueron masacradas por la dictadura de Rafael Trujillo, en 1960, constituyéndose el crimen en un emblemático femicidio condenado mundialmente.

Provincias.
Entre la importante concurrencia, que tapiza unas cuatro cuadras por Avenida Rivadavia desde el Congreso, se cuentan familiares de víctimas de violencia de género con carteles reclamando justicia.
Agrupaciones políticas y gremios participaron de la manifestación en la que no faltaron intervenciones artísticas, como la Marcha de las Putas para denunciar las distintas violencias, desde ‘trata’ hasta ejecuciones públicas en algunos países musulmanes; o el grafiteado de las mujeres de Arte Tomar, además de monólogos y teatro callejero.
En la ciudad de La Plata, además de la marcha, se inauguró un centro especializado para la contención de víctimas de violencia de género.
En tanto, en la provincia de Mendoza se concentraron en el kilómetro cero de la capital provincial; y en Rosario la jornada de concientización comenzó por la mañana en los Tribunales, donde se entregó un petitorio a la Corte Suprema de Justicia provincial y por la tarde la marcha partió de la Plaza Montenegro y terminó en el Monumento Nacional a La Bandera.
En Jujuy, la concentración se reunió a las 18.00 en la Plaza Belgrano y recorrió las calles céntricas de la capital provincial.(Télam)