“No hablamos de cerrar”

SCHLEGEL Y EL COMPROMISO POR EL TAPON DE ALONSO

El subsecretario remitió al acta de la reunión por el Desaguadero. Dijo que el compromiso es poner compuertas mientras se sigue dialogando sobre el manejo conjunto de las cuencas hídricas.
“Nosotros no hablamos de cerrar el Tapón de Alonso sino de colocar compuertas en ese lugar”, afirmó ayer el secretario de Recursos Hídricos de la provincia, Javier Schlegel, en respuesta a quienes desde provincia de Buenos Aires y Río Negro dicen que La Pampa no dejará avanzar el río Curacó hacia el Colorado. “Estamos evaluando la situación”, acotó.
Schlegel fue consultado luego que el diario bonaerense La Nueva Provincia publicara declaraciones del subsecretario de Agricultura, Ganadería y Pesca de esa provincia, Miguel Tezanos Pinto, dando como un hecho seguro que La Pampa no dejará correr el río Curacó hacia el Colorado. “Lo que te puedo decir es lo mismo que dije el miércoles en la reunión por el comité del Deguadero: que estamos charlando y evaluando la situación, y que la decisión de La Pampa es colocar una compuertas en el Tapón de Alonso”, aclaró Schlegel en diálogo con LA ARENA.
En la edición del jueves de La Nueva Provincia, el subsecretario Tezanos Pinto afirmó que La Pampa ya tenía tomada la decisión y que la había adelantado en esa reunión. “Van a poner un tapón en los próximos siete días”, afirmó el funcionario al diario bahiense, quien incluso advirtió que si la vía del diálogo no prospera, su provincia está dispuesta a recurrir a la Justicia.
Schlegel puso las cosas en su lugar aunque remitió al acta de la reunión mantenida el miércoles en la sede del Consejo Hídrico Federal con la presencia de representantes de ocho provincias argentinas y del subsecretario de Recursos Hídricos de la Nación, Pablo Bereciartúa. El encuentro tuvo al tema del río Curacó y de su Tapón de Alonso -un terraplén que retiene sus aguas altamente salinas antes del llegar al río Colorado- como uno de los temas de debate.
Ante el planteo de Buenos Aires y Río Negro de que La Pampa debe retener en su territorio esas aguas altamente salinas, Schlegel sostuvo que “el cierre es artificial” y que al retener ese caudal nuestra provincia demuestra “su sacrificio en beneficio de las demás jurisdicciones”. Y aclaró que la provincia “está dispuesta a trabajar en conjunto para llegar a acuerdos que generen beneficios a todos”.

Un pedido directo.
En el encuentro, Buenos Aires estuvo representada por Miguel Tezanos Pinto y por Pablo Rodrigué, presidente de la Autoridad del Agua de Buenos Aires. Fue éste quién más insistió con el tema del Tapón de Alonso. De hecho, exigió a Schlegel una definición precisa sobre el tema, y más adelante condicionó la designación de representantes bonaerenses en la comisión conformada ese día, a que “se produzca el cierre del Tapón de Alonso”.
El representante de Río Negro, Daniel Petri, intervino y expresó su convencimiento de que “se va a llegar a un acuerdo por la crisis actual a la brevedad” ya que las tres provincias tienen un diálogo directo en el marco del Comité Interjurisdiccional del Río Colorado (Coirco).
Schlegel aclaró que “se restituirán las compuertas y que los trabajos no demandarán más de una semana, previa consulta pertinente a las máximas autoridades de su provincia”.

Un par de semanas.
“Tal como dije en esa reunión, estamos evaluando la situación y seguimos dialogando con las otras jurisdicciones”, explicó Schlegel. “No hablé de cerrar el Tapón de Alonso sino de poner compuertas”, puntualizó.
“Estamos evaluando la situación y queremos seguir dialogando. Todavía falta un par de semanas para que se reactive el Curacó, así que no hay que dar nada por supuesto”.
En el 2007, cuando se abrió por primera el Tapón de Alonso -en la primera administración del gobernador Carlos Verna-, se colocaron unas compuertas de madera que con el paso del tiempo y debido a su precariedad, terminaron por desaparecer. “La idea es poner algo definitivo para abrirlas y cerrarlas de acuerdo a la necesidad que surja”, sintetizó.