“No hay preparación del personal policial”

AGUERRIDO CUESTIONO FORMACION DE LA FUERZA

“No hay dudas de que Safenreider es imputable”, expresó el abogado Mario Aguerrido y agregó que “hay que revisar puntualmente el hecho y determinar, tanto lo que pasó desde el ámbito actuado en la camioneta en la que venía la víctima, como así también la actuación de Safenreider en ese momento al efectuar la cantidad de disparos”.
En este marco, el abogado defensor apuntó contra la preparación de los policías: “ni Safenreider, ni ningún policía en situaciones similares, están debidamente preparados para afrontar situaciones de alto estrés como la ocurrida la noche del 24 de julio que, lamentablemente, determinó la muerte de una persona”.
Y agregó que “en La Pampa hay un defecto severo desde lo institucional en cuanto a la elección del personal policial, no hay preparación del personal policial, no hay atención del personal policial. Safenreider, hasta la fecha del hecho, venía de una licencia psiquiátrica -información que el propio abogado facilitó en una audiencia a mitad de este año- de pocos meses donde incluso se le había retirado el arma de fuego y después se lo mandó a cumplir funciones en un ámbito que, de acuerdo a lo que podemos observar en cuanto a los antecedentes que había con la actividad de caza de liebre, ya marcaba la existencia de alguna conflictividad entre los cazadores y la policía”.

Legítima defensa.
En este sentido Aguerrido sostuvo además que uno de los puntos a probar a lo largo del juicio será que “si hubo abuso o exceso, lo fue en la legítima defensa y no de la función policial de Safenreider que estuvo expuesto en una situación que lo llevó a actuar en defensa de sí mismo, puntualmente”.
Además se refirió al Protocolo empleado por los efectivos: “si yo sigo el Protocolo, Safenreider actuó correctamente. Si yo sigo lo que dice el Código Penal, en coincidencia con el Protocolo de Actuación Policial, Safenreider actuó en legítima defensa”. “Nadie puede hablar, ni creo que se pueda hablar de un dolo homicida de un policía que en función policial no tiró un solo tiro en su carrera. Era la primera vez que utilizaba el arma reglamentaria y fue en este hecho”, sostuvo el abogado.