“No recuerdo una dirigencia tan mediocre”

RUBEN MARIN

“Vamos a comenzar a trabajar el mes que viene en los pueblos para evitar que el latrocinio electivo no nos afecte en la provincia”, sostuvo el presidente del partido justicialista, Rubén Hugo Marín. El ex gobernador se mostró sumamente molesto, irritado, “por la mediocridad de la dirigencia nacional”.
“Estoy dolido con el PJ nacional, porque con su centralismo están diluyendo el federalismo político, y creen que todo pasa por diez personajes de Buenos Aires que son los que discuten pero nunca juntan un voto. Estoy lastimado, me duele, porque hoy no somos ni siquiera partido de oposición. Resulta que perdemos la elección por uno o dos puntos (Daniel Scioli en las presidenciales), y la oposición son los que salieron terceros: porque la oposición es (Sergio) Massa, no el peronismo. No recuerdo una dirigencia partidaria tan mediocre, con tanta medianía política”, juzgó.
El veterano dirigente alertó “a los peronistas por lo que estamos viendo que le ha pasado a los radicales, que consiguieron dividirlos”.
Con respecto al año que termina, el ex gobernador admitió que “fue preocupante desde lo económico”, pero que no obstante la provincia “ha mostrado bastante ordenamiento, y merced a no tener deudas” se pudo manejar la situación.
Destacó que la cuestión del río Atuel “fue centro de atención para toda la provincia, se hizo carne en la gente. Es un tema que no sé cómo va a terminar, pero en alguna forma la provincia en su totalidad tomó conciencia sobre un tema tan caro a los pampeanos”.
-Desde la oposición se señala que se le da más trascendencia al tema del Atuel porque no hay plata para otra cosa.
-Lo que digo es que es un hecho trascendente, que a lo mejor no incide en lo económico inmediato, pero sí creo le hizo bien a la provincia. De acuerdo, puede haber algunas limitaciones porque Nación no tiene fondos, y se siente en la provincia; pero aquí los municipios han logrado un ordenamiento, de modo tal que no están pidiendo fondos para pagar sueldos como sucedía antes. Pero además quiero decir que hubo responsabilidad también de la oposición que acompañó, más allá de las chicanas naturales que se dan en política. Si se puede largar con la obra pública va a ayudar mucho.
-¿Y en lo político cuál es la situación?
-Aquí el peronismo ha tenido un comportamiento homogéneo; pero espero que en Buenos Aires muestren responsabilidad. Espero que empecemos a trabajar en los pueblos el mes que viene, porque algunos se dicen la pata peronista de Cambiemos… y tenemos que evitar que nos choreen, evitar el latrocinio que nos pueda afectar electoralmente.
-¿Dice que Cambiemos le saca al radicalismo y quiere hacer lo mismo con el PJ?
-Lamento lo que sucede en el radicalismo, porque es natural que si uno absorbe el otro se diluye; y es lo que quieren hacer con nosotros… lo hablaba ayer con (Carlos) Verna por teléfono… Tengo la impresión que el peronismo está aquí bastante unificado, se bajaron las pasiones, se conversa con un sector y otro… y la verdad, no nos queremos suicidar, porque si no vamos juntos se nos puede complicar.
-¿Cree que va el Frepam o se enfrentarán a Cambiemos?
-No, creo que van a ser Cambiemos. Y no tenemos que subestimar ni dar ventajas.
-Los otros días en una reunión partidaria le pegó al ex gobernador Jorge.
-Lo hice pero con razón. No puede estar ausente, no puede aislarse. Fue dos veces gobernador por el PJ y no puede decir me voy a mi casa. Realmente los que nos ha tocado ocupar cargos somos los que más nos debemos a la gente. Porque detrás de una elección hay mucho trabajo de gente común, que no va porque quiere ser ministro, ni funcionario. Y por eso no te podés borrar.
-¿Y cómo es la relación con el resto del jorgismo?
-La gente que estuvo con él (con el exgobernador Jorge) son excelentes compañeros… (Fabián) Bruna, (Ariel) Rojas…
-¿Coincide con que hay un Verna distinto, más amplio, que atiende al periodismo?
-Claro… pero uno también aprende. Recuerdo que en mi primer año de gestión (como gobernador) estaba como prevenido, porque a veces para el periodismo el centro cívico es un atractivo especial donde hay noticias siempre. Pero también me parece que el periodismo se hizo más objetivo, porque antes te buscaban a ver si tenías un zapato flojo, o cualquier cosita. Además Carlos (Verna) es un hombre de buen humor, que maneja una fina ironía.