“No tienen ningún fundamento”

¿EL CAMINO DEL MERIDIANO ESTA DEL LADO DE BUENOS AIRES?

Desde hace una semana, el intendente de Rivadavia insiste con que la traza del camino está íntegramente en aquella provincia, y no sobre el límite. Un argumento que le sirve para ordenar acciones unilaterales.
El planteo del intendente del partido bonaerense de Rivadavia de que el camino del Meridiano V discurre dentro de la provincia de Buenos Aires y no sobre el límite interprovincial “no tiene ningún fundamento técnico”, sostuvo ayer el procurador de Rentas y asesor gubernamental pampeano, Hernán Perez Araujo. En 1973, cuando La Pampa y Buenos Aires acordaron la traza de ese camino, dejaron en claro que lo hacía “sobre el límite que separa las dos provincias”, remarcó. “O sea, el carril este corresponde a provincia de Buenos Aires, y el carril oeste, a La Pampa. Es así de claro”, sostuvo el abogado pampeano.
El argumento de que este camino está en territorio bonaerense afloró la semana pasada cuando el intendente del partido de Rivadavia, Javier Reynoso, lo utilizó para justificar la realización de un terraplén que cortaba el normal escurrimiento del agua que avanza por La Pampa rumbo a Buenos Aires. De hecho, Reynoso ordenó hacer este terraplén en forma perpendicular al camino de forma tal que se metió en parte en territorio pampeano, siempre bajo el argumento de que todo el camino está en su partido. Cuando el gobernador Carlos Verna mandó máquinas a derrumbar el tramo levantado en territorio pampeano, el intendente amenazó con denunciarlo penalmente por haber “invadido” la provincia de Buenos Aires. Que se sepa, hasta ahora no concretó su amenaza.
El viernes por la mañana, en los incidentes en el Meridiano con el camión que trasladaba caños para una alcantarilla, Reynoso insistió con su particular argumento. “Usted está invadiendo territorio de Buenos Aires” se escucha en el video, que le dice en varias oportunidades a los policías pampeanos que interrumpieron el paso del camión. “Usted no puede frenar el paso del camión porque esto es provincia de Buenos Aires”, insiste.
Sin atender a ese alocado argumento, los policías pampeanos intentaron hacerle entender que rige una decisión de no hacer acciones unilaterales sobre el camino y que ellos estaban allí para impedir cualquier intento. “Usted no me va a decir a mí qué puedo hacer en mi partido”, le espeta Reynoso al policía, siempre respaldándose en su planteo.

No hay indicios.
“Nosotros ya habíamos visto estas actitud arrebatadas, exaltadas, del intendente de Rivadavia”, comentó el viernes el procurador Pérez Araujo a LA ARENA. Sobre su argumento de que la traza está en realidad del lado de Buenos Aires “no hay ningún indicio de que sea así”, afirmó.
“El camino del Meridiano es un camino interjurisdiccional y así quedó aclarado en el convenio que La Pampa y Buenos Aires firmaron en 1973 donde establecieron la traza”, recordó Pérez Araujo. Aquel convenio dejó bien en claro que el camino discurría “sobre el límite interprovincial, que corresponde al Meridiano V”.
El convenio estableció que al ser interprovincial, Buenos Aires se encargaría de mantener transitable una parte, y La Pampa otra. El año pasado, cuando se descubrió que había alcantarillas tapadas en el tramo que le correspondía cuidar a Buenos Aires, La Pampa denunció ese convenio y dispuso firmar uno nuevo, con una redacción que establece que de ahora en más el mantenimiento se hará en forma conjunta para evitar esas acciones.
“Cuando este hombre empezó con ese argumento, fuimos con gente de la Secretaría de Recursos Hídricos a Catastro para ver cómo era el tema, y nos dijeron lo que todos sabemos: que el camino es interjurisdiccional, que corre a caballo del límite entre La Pampa y Buenos Aires, y que de un lado es provincia de Buenos Aires y del otro, La Pampa”, sintetizó Pérez Araujo.
El abogado recordó que el año pasado, cuando hubo incidentes en el mes de febrero también en esa zona, tomó intervención el Juzgado Federal de Junín y dispuso que la custodia del camino quedara en manos de Gendarmería Nacional, por tratarse precisamente de un conflicto interprovincial. “Si hubiera sido como dice el intendente, el juez federal habría ordenado que la custodia la hiciera la Policía de Buenos Aires, y eso no sucedió”, sintetizó.