“No pagamos el flete”

La Asamblea Permanente por los Derechos Humanos desmintió ayer públicamente el aporte de dinero desde ese organismo para que siete familias trasladaran sus pertenencias al ex Hogar “María Magdalena”, que hoy permanece tomado.
La información fue confirmada posteriormente por Oscar Gallone, uno de los representantes de la toma, en un breve diálogo con LA ARENA. “La Asamblea no nos ayudó en nada para la toma, eso queremos dejarlo bien en claro”, comentó. Agregó que “hubo una mala interpretación”, ya que en un primer momento se indicó que la APDDHH había colaborado pagando el flete a todas las familias.
Por su parte, el titular del organismo de derechos humanos, Mario Canoba, reconoció que la Asamblea colaboró con la familia de Andrés Padín, pero para que pague el alquiler de una vivienda en el barrio Fonavi 41. “Simplemente, le dimos dinero para que pague el alquiler y no se queden en la calle. En ningún momento le pagamos el flete para ninguna toma”, señaló el dirigente.
Aparentemente, con ese dinero -Canoba dice que fueron 300 pesos- Padín pagó el flete para trasladar sus pertenencias al ex Hogar “María Magdalena”, que permanece tomado por un total de siete familias.
Desde el lado de la familia en cuestión, indican que el aporte fue menor y que no les alcanzó para el alquiler, por lo que decidieron tomar la otra opción de irrumpir en ese establecimiento. Gallone, por su lado, aclaró que sólo la familia de Padín tiene relación con la asamblea.
Canoba, en diálogo con este medio, reconoció que desde la Asamblea por los Derechos Humanos ayudaron a la familia de Padín para pagar el alquiler, aunque en realidad no saben donde fueron esos fondos, o sea si se utilizaron para pagar el flete o no.
Por otro lado, Gallone afirmó que por ahora la situación en el establecimiento está “tranquila”, y que esperan una respuesta del gobierno municipal para el próximo lunes. Actualmente, las siete familias que permanecen allí son custodiadas por efectivos policiales durante todo el día. La Municipalidad de Santa Rosa radicó una denuncia, luego de la usurpación.