“No puede haber una familia con frío”

El gobierno provincial a través del Ministerio de Bienestar Social lanzó el programa “Invierno Saludable”, que promueve el acceso a los bienes necesarios para afrontar el frío de la temporada de otoño-invierno, como calefacción, abrigo y alimentación. Además, promueve el buen uso de estos elementos, facilitando la conformación de redes solidarias que permitan optimizar los recursos involucrados y acompañar la ejecución de campañas de prevención y cuidado de la salud, se informó durante la conferencia de prensa.
Para esta iniciativa, se dispusieron casi 2 millones de pesos para que cada comuna responda a pedidos de situaciones de vulnerabilidad social, sobre todo aquellos hogares que no tengan calefacción, abrigo en el dormir, vestimenta y calzado y alimentación adecuados.
En ese sentido, la subsecretaria de Política Social, Patricia Asquini, señaló que “en La Pampa no puede haber una familia con frío, ahí está la responsabilidad del Estado en sus políticas”. Y explicó que este “es el tercer programa que se pone en marcha durante el año, pensando en igualar derechos y dentro de las políticas inclusivas en las cuales se continua trabajando”. La secundaron en el anuncio las directoras de Promoción Comunitaria, Carina Balsa; y de Planificación, María Laura Ramborger.
En el marco del programa, para cumplir con los objetivos, se realizarán talleres de prevención y cuidado de los riesgos de las calefacciones y también se reforzarán los lazos familiares, mediante el Programa Encontrarse, incluido dentro del Pro Vida.
“Con las madres se abordan dos variables puntuales del invierno, la alimentación y la prevención en la salud”, detalló Balsa. Las funcionarias informaron que también se promoverá la capacitación familiar sobre el cuidado de la salud de manera integral para esta época del año, promoviendo acciones tendientes a disminuir los riesgos de enfermedades prevalentes.
Por su parte, personal idóneo de la empresa Camuzzi Gas Pampeana capacitarán a técnicos municipales para atender cuestiones referidas a la calefacción con gas a quienes lo soliciten, para prevenir de esta manera accidentes y atender emergencias.
La subsecretaria Asquini finalizó: “Como vemos la ejecución del programa supone un Estado presente tanto a nivel provincial como municipal, un sector social activo, que participe tanto en el diagnóstico como en la resolución de las necesidades de la gente y un sector privado con un fuerte compromiso social”.