“No tenemos paz”

SIGUE LA SITUACION TENSA EN LA CARCEL DE MUJERES

La situación en la Cárcel de Mujeres de Santa Rosa sigue siendo tensa y de un momento a otro puede agravarse. Así lo aseguraron internas que se comunicaron con esta redacción pero pidieron reserva de su nombre. Hace unos días, afirmaron, volvió a ocurrir un incidente grave con internas que vienen de Buenos Aires.
“No tenemos paz, esto está cada vez peor”, sostuvo una de las internas de la Unidad Penal 13 de Santa Rosa, donde funciona la Cárcel de Mujeres. La situación parece haberse agravado, según este testimonio, luego de unos graves incidentes ocurridos a fines de febrero cuando el personal penitenciario no dejó ingresar al lugar una pileta de lona para un niño que convive en la celda con su madre detenida. Desde entonces, un grupo de mujeres -en su mayoría llegadas desde Buenos Aires- no han parado de generar incidentes y un clima interno de mucha tensión y violencia.
“Nosotras ya hemos pedido a Procuración que las trasladen a otro lado, pero nos dicen que no hay lugar donde llevarlas”, comentó la mujer. “Si Procuración no nos da una solución, ¿quién nos va ayudar?, ¿qué están esperando, que nos maten a alguna de nosotras?”. Las personas que supuestamente son las más conflictivas llegaron a Santa Rosa desde Buenos Aires luego de haber matado a otra interna en una pelea.
Según este llamado, hace unos pocos días atrás hubo un incidente en el cual una de esas reclusas se peleó con varias guardiacárceles y las amenazó con un palo que usaba a manera de machete. Tras ese hecho, la seguridad en el lugar se reforzó con personal masculino enviado desde la Colonia Penal.
“Dicen que van a tomar la unidad y no dejan vivir a nadie. Nosotras no molestamos a nadie, hacemos nuestros trabajos y queremos que nos dejen tranquilas. Algunas ya estamos por irnos así que lo que menos queremos es tener problemas”, reclamó la mujer.

Incendio.
El 25 de febrero, una interna generó un incendio dentro del pabellón en que está alojada que motivó la intervención de un equipo de bomberos de Santa Rosa. En el pabellón se encontraba un niño de tres años que, por suerte, no sufrió ninguna herida y tras ello fue retirado del penal.
El hecho ocurrió en el pabellón Madres y fue generado por una interna porque el día anterior el personal de requisa no dejó ingresar una pequeña pileta de lona para el menor.