“No tolero que manchen mi nombre”

MONTENEGRO MOLESTO POR LA DENUNCIA DEL DIPUTADO PEREZ SOBRE "COIMAS"

Mientras espera novedades positivas sobre el financiamiento solicitado en noviembre del año pasado a Nación (programa Fondear), mediante una nota cursada a LA ARENA, Marcelo Montenegro amplió sus explicaciones sobre las razones por la que el emprendimiento industrial en Santa Rosa corre riesgo de no concretarse.
Dijo con respecto a esa asistencia que es “para cubrir la diferencia de erogaciones de dinero en el que incurrió la empresa producto de las alteraciones y desfases que sufrió la economía del país a partir de enero de 2014”, en alusión a la devaluación y a la inflación que desde aquella fecha a la actualidad, estimó, en ambos casos es del 50 por ciento.
Agregó que el crédito de promoción que le otorgó la Provincia, de acuerdo a la normativa vigente “no prevé ningún tipo de ajuste por inflación” ya que fue dictada “en un momento en donde el país se encontraba sin procesos inflacionarios y con un peso convertible a dólar (Ley de Convertibilidad, de marzo de 1991 a enero de 2002)”.
“Claramente ninguno de los dos actores de este Proyecto de Inversión (la empresa y la Provincia) han tenido injerencia sobre estas alteraciones en nuestra economía nacional, hecho que ha sido el factor decisivo para el atraso experimentado en la concreción del proyecto, aunque hoy todavía nos encontremos dentro de los tiempos previstos para tal fin”.
Montenegro resaltó que “nada tenemos que decir respecto del cumplimiento a rajatabla de los montos de las certificaciones correspondientes, los que se cumplen dentro de los plazos normales”, pero que dichos montos “quedaron sumamente atrasados respecto de los costos actuales de la obra o los bienes a certificar, causa esta principal del atraso incurrido y de los desfases económicos experimentados por la empresa”.

Contra Pérez.
Montenegro expresó su “sorpresa y asombro que me provocaron las injurias, calumnias y acusaciones vertidas por el diputado del Frepam, Hugo Perez, las que de ninguna manera voy a dejar pasar y no voy a tolerar que ninguna persona, sea quien fuere y tenga el cargo que tenga, trate de manchar mi reputación, mi buen nombre y honor”.
“Este personaje (por el legislador) que refugiado en sus fueros le parece que puede abrir críticas o juicios de valor sobre mi persona, sin lugar a dudas vive un mundo “miniatura” y estará tratando de traccionar algún voto que ande suelto por la Provincia, injuriando a las personas de bien y de trabajo, que como yo, vienen a invertir de su propio peculio a esta Provincia, y absolutamente todo dentro de la legislación vigente”.
El empresario añadió: “Si algo he de reconocer es el atractivo y la seducción que me produjo desde el primer día, la seriedad y la transparencia de la personas que integran esta repartición (por el Ministerio de la Producción) de la administración provincial, tanto de los que están como de los que se fueron. Y todo esto aunque más de una vez haya pretendido estar en mayor concordancia con alguna cuestión propia del Proyecto, o haya tenido alguna diferencia en otras”.
“No tenemos otro objetivo que lograr la culminación de la Planta Industrial, la cual ha sido destinataria de todos nuestros esfuerzos tanto humanos como económicos desde el comienzo mismo de la obra”, concluyó Marcelo Montenegro.

Más de mil interesados en trabajar
Montenegro remarcó la “trascendencia, significación y alcance” que la fábrica santarroseña representa para La Pampa, en la que “se podrán realizar manufacturas altamente exportables como lo ha venido experimentando la empresa desde hace más de una década y a diversos Países del primer mundo”.
“En la misma también trabajará mucha gente de Santa Rosa y la provincia, puesto que en sus casi 17.000 metros cuadrados albergará tantas personas idóneas en la actividad metalúrgica, como tan disímiles son las profesiones necesarias para su funcionamiento: ingenieros en varias ramas, licenciados en Administración, en Finanzas, en Recursos Humanos, en Marketing y en Comercio Exterior y contadores”.
“Sabemos de la necesidad de progreso de muchísima gente, y prueba de esto son los más de mil currículum que hemos recibido en este tiempo, personas que desean desarrollarse en una actividad genuina, sin subsidios y con una inmensa proyección dentro del mercado nacional e internacional”.
“Por último quiero manifestar que, a pesar de todos los contratiempos, trataremos por todos los medios de no excedernos del plazo establecido para la culminación y puesta en marcha de la Planta Industrial, poniendo en funcionamiento de manera parcial la misma”, concluye Marcelo Montenegro.