Normalizan servicio antes de lo previsto

DISIMIL COMUNICACION POR LA NUEVA ROTURA DEL ACUEDUCTO DEL RIO COLORADO

La nueva rotura del Acueducto del Río Colorado se produjo “en una derivación de una toma ganadera” informó el municipio capitalino, pero se estimaba que -a pesar de informaciones en contrario que se dieron a conocer en principio- ayer mismo el servicio iba a estar completamente restablecido.
Cabe hacer notar que hubo informaciones encontradas, porque de entrada se habló de 48 horas sin agua; y posteriormente se aclaró que el mismo martes el problema estaría solucionado.
Pasada la medianoche del lunes el gobierno provincial y la municipalidad de Santa Rosa habían coincidido en afirmar que la rotura había sido en otro lado -a la altura del Bajo de La Colorada, en una zona más al Sur de Padre Buodo-, y que arreglar el desperfecto iba a demandar 48 horas.
Afortunadamente la nueva noticia, ofrecida alrededor de las 10 de ayer, fue que “en tres horas” se comenzaría a recibir agua del Acueducto del Río Colorado. “La recepción se producirá paulatinamente hasta la normalización, que se estima será en horas de la tarde, según comunicó telefónicamente la empresa Aguas del Colorado”, dijeron desde el municipio.

Versiones disímiles.
Hubo diferencias notorias en la comunicación, y al cabo hasta cambió el lugar donde se produjo el desperfecto: habría sido “en una derivación de toma ganadera”. El primer comunicado oficial, dado a conocer pasada la medianoche del lunes, decía otra cosa.
Inicialmente, tanto el gobierno provincial como la municipalidad detallaron que “el funcionamiento del acueducto Uriburu-Anguil-Santa Rosa es normal”. También refirieron que “el impacto de la faltante de agua se sentirá en nuestra ciudad durante la jornada de hoy”, por lo que se solicitó a los vecinos “hacer un uso racional e indispensable del agua potable”.
Puntualmente, Prensa del gobierno provincial indicó que “cerca de la medianoche del día 2 de enero, se detectó una fuga en el acueducto troncal del Río Colorado, aproximadamente a 170 kilómetros de la ciudad de Santa Rosa, detectada por el sistema SCADA”. De esta forma aseguraron que “se comenzaron a trasladar equipos hacia el lugar para comenzar la reparación. La salida de servicio está siendo comunicada a todas las localidades que se abastecen desde el ARC para que pongan en funcionamiento sus propios sistemas y completen sus reservas”.
En otro punto de la información, se preveía “la entrega de 200 metros cúbicos por hora durante el día miércoles a la ciudad de Santa Rosa para aumentar la producción de su propio sistema”, en tanto se estimaba un corte del servicio de aproximadamente 48 horas, por lo que se recomendó a los vecinos “hacer un uso racional del agua y el mantenimiento de sus reservas domiciliarias”.
Un especialista señaló que el lugar donde se produce esta nueva rotura está a 12 metros por debajo del nivel de mar y se reporta como “el punto más bajo del trayecto del ARC”.

Antecedentes
Algunos entendidos indican que el proyecto del ARC “no reportó pruebas hidráulicas, aunque sí de presión”; lo que llevaría a entender la cantidad de problemas que suelen generarse en esta época del año, donde la demanda se incrementa exponencialmente a las temperaturas registradas. El problema complica la situación de la ciudad capital, cuya discusión llevó a un enfrentamiento entre los gobiernos municipal y provincial, en base a la discusión del agua que se extrae del Acuífero Anguil – Santa Rosa.
A pocos días del final de 2016, una rotura en otro punto del acueducto generó que gran parte de la población recibiera la Navidad sin el líquido elemento y las 48 horas anunciadas de corte se extendieron, debido a otros problemas eléctricos en la zona del corte, que demoró el llenado del ducto y su posterior entrega a las localidades que abastece.

Convocan a “protesta pacífica”
Vecinos santarroseños anunciaron que hoy a partir de las 9.30 harán una “protesta pacífica” para reclamar en las puertas de la Municipalidad de Santa Rosa “por la falta de agua en la ciudad”.
“Todo surgió en la Asamblea por el Agua que convocó a santarroseños de diferentes barrios el pasado miércoles. Somos parte del pueblo santarroseño empoderado que comienza a organizarse para reclamar pacíficamente lo justo. Sabemos que la responsabilidad de la falta de agua en la ciudad es tanto de la Municipalidad, que no ha puesto en práctica el Plan Rector para llegar a los 150 pozos en el acueducto Anguil-Santa Rosa y así aumentar el suministro de agua localmente, como de la empresa “mixta” Aguas del Colorado, responsable de la administración del acueducto del Río Colorado que se rompe constantemente y no ha realizado las obras necesarias para su arreglo definitivo”, explicaron los vecinos en el anuncio de la convocatoria.
“No está de más aclarar que no dejaremos que ningún partido político utilice este justo reclamo para fines políticos: aquí el perjudicado es todo el pueblo santarroseño y el Estado, sea del signo que sea, tiene que dar respuestas efectivas”, agregaron en un comunicado de prensa difundido ayer.
Además, informaron que mañana irán “a la empresa Aguas del Colorado a reclamar la concreción de las obras en Padre Buodo necesarias para arreglar definitivamente el acueducto del Río Colorado, evitando así las roturas permanentes”.

“No pasó nada”.
Ricardo Consiglio es actualmente diputado provincial del Frepam y fue uno de los legisladores que denunciaron ante la justicia, hace diez años, una serie de irregularidades en la construcción del acueducto del Colorado. La demanda no prosperó y no se deslindaron las responsabilidades de los funcionarios provinciales que participaron del proceso de construcción, a cargo inicialmente de Victorio Gualtieri, a quien se le rescindió el contrato de licitación.
Consiglio, en diálogo con Radio Noticias, recordó como una de las principales objeciones la falta de pruebas hidráulicas en el acueducto que justifican las roturas permanentes que experimenta en su traza.
El diputado radical cargó contra el Partido Justicialista, que lleva 33 años gobernando la Provincia y a la justicia que durante todo este tiempo ha conformado el oficialismo por la preeminencia que tiene en el Consejo de la Magistratura.
Así explicó por qué la justicia “no hizo nada” con el tema del acueducto, pese a los peritajes de profesionales aportados por los denunciantes, donde quedaban en evidencia flagrantes irregularidades al momento de pagar certificaciones de obra sin el respaldo de las pruebas hidráulicas.
Consiglio dijo, además, que esta connivencia político-judicial es parte del desgobierno que hace que La Pampa sea una provincia “estancada” en cuanto al desarrollo económico. La comparó con San Luis, donde hay muchos menos empleados públicos con relación a los habitantes, a diferencia de lo que ocurre en La Pampa.
“No sé si los pampeanos no saben votar o los políticos (de la oposición) no sabemos comunicar los cambios que pretendemos”, agregó.
El titular del bloque del Frepam dijo que junto a sus pares y asesores analizarán si legislativamente se puede activar algún mecanismo para que la propia empresa Aguas del Colorado o el Poder Ejecutivo, informe sobre el acueducto desde el comienzo de su construcción hasta el presente, haciendo hincapié en la faz técnica de la obra que terminó siendo construido por la empresa Skanska por varias veces su valor presupuestario original.

Faltan pruebas hidráulicas
LA ARENA publicó en febrero de 2014 que una pericia técnica presentada a la justicia comprobó irregularidades en las pruebas hidráulicas realizadas al acueducto del río Colorado durante su construcción y en las certificaciones pagadas a Victorio Américo Gualteri, cuya empresa Vagsa se adjudicó la obra original con un oferta de 136.796.302 pesos-dólares.
Dos años después, el gobierno le rescindió el contrato por incumplimientos reiterados.
En 2007, un grupo de diputados del FRAP (Mario Cayre, Ricardo Consiglio, Julio Bergués, Josefina Díaz, Delia Braun y Carlos Faus) presentó una demanda por las supuestas irregularidades en el proceso de construcción del acueducto. La principal acusación se vinculaba con la falta de pruebas hidráulicas en al menos 80 kilómetros de la red troncal que igual el gobierno de Rubén Marín le pagó a Gualtieri el 100 por ciento de las certificaciones por unos 40 millones de pesos-dólares.
Los peritajes aportados por los denunciantes arrojaron como resultado que “no se hallaron constancias de la realización y aprobación de las pruebas neumáticas de fuga ni de las pruebas de estanqueidad de las juntas” y que se habían pagado certificados por cañerías del troncal “colocadas en zanjas y sin pruebas hidráulicas, ubicadas al costado de la zanjea y acopiadas en el obrador” por encima de los 10 mil metros por tramo cuando estaba expresamente prohibido. El excedente fue de 97.457 metros,97 kilómetros, una cuarta parte del troncal.
El único imputado en la causa fue el ex secretario de Obras Públicas, Raúl Rodríguez, beneficiado por la prescripción de la acción penal. Fue por dos meses y cinco días porque el fraude a la administración pública, el delito que se le imputaba, tiene una pena máxima de seis años y, en su caso, pasó más que ese tiempo desde que se formuló la denuncia el 8 de agosto de 2007 hasta que fue citado a indagatoria el 5 de abril de 2013.