“Nos hacemos cargo del presente”

La polémica generada alrededor de la corrupción en la obra pública del gobierno anterior y el actual continúa. Ahora, la diputada Josefina Díaz (Cambiemos) salió a defender al presidente Mauricio Macri y le respondió a Espartaco Marín (PJ), afirmando que “busca atajos nacionales para no dar respuesta a la realidad provincial”.
“Nos hacemos cargo del presente y del futuro, vamos a exigir el desempeño de nuestros funcionarios acorde a sus obligaciones. Y también les vamos a exigir que se hagan cargo López, De Vido, Aníbal Fernández, Báez y sus hijos, la familia Kirchner, y algunos más, de una pesada herencia que sufrimos por su despilfarro sin infraestructuras, con megaobras dudosas, donde el diputado Marín fue parte”, dijo.
En un parte de prensa, Díaz agregó que la Nación “debe responder y les vamos a exigir” porque “no somos aplaudidores ni fanáticos; vamos acompañar al Presidente para que cada funcionario se haga cargo de su pasado y su presente, como nos vamos a hacer cargo nosotros”.

Corrupción.
Además, se quejó porque “por suerte existe el gobierno nacional, ya que con solo hacer revisionismo de la gestión provincial, vemos el camino a transitar: pedir a la Nación y sino amenazar con ir a la Justicia, la misma que ellos eludieron durante años”, indicó la diputada macrista. Y agregó que “la responsabilidad y transparencia parece estar ausente cuando de política en obra pública se habla”.
Díaz abrió la polémica en la semana al manifestar que genera “dudas y sobras” la obra pública del gobierno vernista y Marín le respondió, planteando que “no creo que sea conveniente para el PRO profundizar un debate sobre corrupción cuando hay millones de pesos repatriados de Bahamas o ministros que tienen acciones en empresas petroleras que deben controlar; o ‘negocios para pocos’ cuando Nicky Caputo y Angelo Calcaterra, el mejor amigo y primo Macri, hegemonizaron la obra pública; o ‘empresas fantasmas’ cuando hay off shore vinculadas al Presidente en Panamá”.

Cambio.
Ahora, Díaz indicó: “El desafío de cambiar la manera de gestionar lo asumimos hace siete meses y nos hacemos cargo de la realidad devastada de la cual muchos de los que hoy le exigen al gobierno nacional transparencia fueron cómplices, por acción u omisión, durante 12 años, siendo parte cuando les convino o dejándola pasar cuando no convenía”.
“Parece que López no pertenece a su historia, parece que los bolsones de plata no existieron, que la fiesta de la obra pública la quieren tapar o esconder bajo la alfombra, si estos no son grises, tampoco fue magia. La reacción de Marín es ejemplo de defensa ante una realidad que ya no pueden seguir ocultando sus devenires”.

Compartir