Nota por la Oficina de Violencia

Los diputados Abel Sabarots y Patricia Testa, del Frepam, enviaron el pasado jueves una nota al presidente del Superior Tribunal de Justicia (STJ), Eduardo Fernández Mendía, para que exponga los motivos que generaron el retraso en la puesta en marcha de la Oficina de Violencia Doméstica que depende de ese tribunal y fue creada en abril de 2015, pero no funciona.
Los legisladores, según el escrito al que accedió LA ARENA, solicitaron a Fernández Mendía que explique “las razones que motivan el retraso en la puesta en funcionamiento de la Oficina de Violencia Doméstica para la atención al público” y que informe “si cuenta con personal y equipo interdisciplinario designado en la misma”.
“El 30 de abril de 2015, el Superior Tribunal de Justicia, por Acordada 3351, resolvió la creación de la Oficina de la Mujer y de Violencia Doméstica a funcionar en su órbita e integrar la red nacional de Oficinas de la Mujer y Violencia”, agregaron. Actualmente, la Oficina de Violencia Doméstica del STJ está a cargo de la ministra Elena Fresco.

En la Legislatura.
Los diputados Sabarots y Testa ya presentaron, además, un pedido de informes al STJ en la Legislatura con planteos similares. En La Pampa, la Oficina cuenta con personal capacitado y un lugar físico en la Ciudad Judicial de Santa Rosa, pero no funciona. El kirchnerismo también se sumó a este reclamo para que se ponga en marcha esa dependencia.
“Es muy preocupante que un sector como el Poder Judicial no se sensibilice y comprometa con la violencia de género”, dijo el diputado Eduardo Tindiglia (FpV), advirtiendo que “evidentemente desde la Justicia todavía no se ofrece un espacio de contención, de recepción de denuncias, acompañamiento y creación de estadísticas, sólo por nombrar algunas de las funciones que debería cumplir esa dependencia”.
Según los datos suministrados por la Corte Suprema de Justicia, el 98 por ciento de las mujeres son afectadas por cuestiones vinculadas a la problemática y en la ciudad de Santa Rosa, la Fiscalía vinculada a Delitos de Violencia Familiar y de Género reveló que entre mayo del año pasado y marzo de 2016, se recibieron 1.500 denuncias.

Compartir