Nueva sala en el STJ

CASOS CONTENCIOSO-ADMINISTRATIVOS

Desde el 1º de marzo comenzará a funcionar la nueva sala del Superior Tribunal de Justicia, denominada de Demandas Originarias y Cuestiones Institucionales.
Así lo resolvió el máximo tribunal de la provincia, a través del acuerdo 332.
La sala, que se sumará a las tres ya existentes y se denominará con la letra C, tendrá facultades para resolver en causas sobre competencia y facultades entre los poderes públicos de la provincia; en los conflictos de las municipalidades entre sí y entre ellas y los poderes de la provincia; y en los casos contencioso-administrativos, previa denegación o retardo de la autoridad competente y de acuerdo a la forma y plazo que determine la ley, según lo establece el artículo 97, inciso 2, apartado d, de la Constitución pampeana.
Además asistirá al Superior Tribunal en el estudio de los temas de trascendencia institucional y de gobierno, que le sean encomendados por el pleno del cuerpo.

Demandas originarias.
Las demandas originarias sobre la constitucionalidad o inconstitucionalidad de leyes, decretos, ordenanzas, edictos, resoluciones o reglamentos, que versen sobre materia regida por la Constitución y que se cuestionen por parte interesada, o las que impliquen decisiones de gobierno del Poder Judicial, serán tramitadas por ante la Sala C por el tribunal en pleno.
Hasta ahora en el Superior Tribunal funcionaban tres salas, la A (civil, comercial, laboral y de minería), la B (penal) y la Administrativa.
La de Demandas Originarias y Cuestiones Institucionales se abrió debido al “cada vez más creciente y complejo ejercicio de la jurisdicción relativa a la competencia originaria asignada por las normas constitucionales y legales a este Superior Tribunal”, señala el texto del acuerdo. Y agrega que debido a ello se “tornó necesario y conveniente, por razones de especialidad, cuantía y complejidad” su creación. La sala estará integrada por dos ministros del STJ, un como presidente y el otro como vocal.