Nuevo reclamo por los colectivos

Un grupo de mujeres de choferes de colectivos realizará hoy una movilización de protesta contra la empresa de transporte urbano Plaza porque, según aseguran, no realizaron “ningún tipo de arreglo ni mantenimiento” en las unidades de corta distancia. Además, reclamarán por “despidos injustificados” de algunos empleados.
Gisela Flores, pareja de un conductor que fue despedido a fin de año, aseguró que pese a un reclamo anterior, cuando realizaron una panfleteada en el parque Oliver, “no se hizo nada de nada” en el arreglo y mantenimiento de las unidades.
“Comprobamos que pese a que la Policía de Tránsito verificó inconvenientes mecánicos, no se hizo nada de nada. Arreglaron en las unidades de larga distancia de Dumas, pero de las de corta distancia siguen igual, o peor, con los problemas y el peligro que representa para los usuarios y los choferes”, se quejó Flores en diálogo con este diario.
La mujer dejó entrever que los trabajadores se plegarán a la protesta de hoy, con la posibilidad de realizar un paro de actividades. También se quejó porque desde el sindicato de la Unión Tranviarios Automotor (UTA) “no se tomó ninguna medida” para arreglar las unidades.
Flores, en tanto, dijo que en las últimas semanas se produjeron ocho despidos de la empresa, la mayoría personal encargado de lavado y de taller. Y añadió que el 31 de diciembre recibió el telegrama de despido su esposo.
“Mi marido comenzaba las vacaciones el 12 de enero, pero a fin de año nos mandaron el telegrama y lo peor es que lo echaron sin ningún fundamento. Desde la UCRA (Unión de Conductores de la República Argentina) nos están apoyando y queremos la reincorporación, como ya ha sucedido con otro trabajador”, afirmó.
Hace unas semanas un grupo de mujeres de choferes de colectivos reclamó en el parque Oliver por más seguridad para trabajadores y usuarios del servicio de transporte urbano de pasajeros de corta, media y larga distancia.
Las manifestantes dijeron en ese momento que “la gente se queja con los conductores cuando se rompen los coches o no llegan horario e incluso cuando se modifican los recorridos, pero no entienden que ellos no son los responsables”. Y agregaron que “los choferes no tienen lugares donde hacer sus necesidades, no acceden a los descansos estipulados y la mitad de las veces”, terminan “padeciendo problemas psicofísicos y mentales”.