Orden de restricción por hurto para “El Orejón” Bustos

El juez Mauricio Piombi formalizó ayer a Carlos Julián "El Orejón" Bustos por "hurto simple" como calificación legal. Aunque el fiscal argumentó peligro de fuga y obstaculización, el juez consideró el pedido de prisión preventiva como "una medida gravosa", sí le impuso presentarse semanalmente en la Oficina Judicial hasta que se dictamine la audiencia donde se desarrollará una rueda de reconocimiento y le dictó una orden de restricción de acercamiento hacia la víctima del hurto y otro testigo ocasional.
La audiencia se llevó a cabo el mediodía de ayer, desde la sala 2 de la Ciudad Judicial. Allí, a las 13.50 se presentó el imputado Bustos junto a su abogado defensor, Gastón Gómez; el fiscal representante del MPF Fernando Fassina y el juez Mauricio Piombi.
Inicialmente, el fiscal lo vinculó al robo de una cartera a la ciudadana Glenda Drake. Bajo el legajo 39.603 caratulado Drake, Glenda s/hurto, Fassina expresó que la investigación se sigue sobre Bustos "por el robo de la cartera de la damnificada, en momentos en que la misma circulaba por las calles Juan XXIII y Ameghino".
Agregó que "la mujer fue sorprendida por dos hombres, que circulaban en una motocicleta marcha Honda Titán azul, siendo un testigo que toma nota del dominio del vehículo, que resulta 841 KAK, siendo titular del mismo, el imputado".
Mencionó que como pruebas se incorporaron el informe policial la placa de dominio de la motocicleta, croquis demostrativo del lugar, el parte de novedades y allanamiento del 16 de febrero pasado donde se encontró en el domicilio de Bustos, la motocicleta en cuestión que fue secuestrada.
Calificó de forma provisoria el hecho como "hurto simple" y dados los antecedentes previos de Bustos, fundamentó el pedido de prisión preventiva por el peligro de fuga y obstaculización, hasta la finalización del proceso, por encontrarse cumpliendo una pena con libertad asistida. Finalmente, solicitó una audiencia para la prueba jurisdiccional de reconocimiento de personas.

Defensa.
Por su parte, Gómez apeló a "la influencia periodística" para que el fiscal se exprese sobre el pedido de prisión preventiva. Aseguró que la medida no corresponde porque su defendido "fue indagado hace escasas horas y la imputación tiene un mínimo de 15 días". Igualmente, aseguró que la moto pertenece a Bustos, se dijo ajeno al hecho y acreditó la propiedad del vehículo.
"Uno de los allanamientos en su casa se hizo buscando elementos del hurto, que no arrojó resultado positivo, e igualmente, se le secuestró la moto. Lo llamativo es que ante esa orden de allanamiento y sobre ese procedimiento y registro, Bustos estuvo presente, fue notificado, se le secuestró la moto y fue dejado en libertad", relató.
Mencionó que fue llamativo por cómo se procedió, "luego de hizo otro allanamiento en otro domicilio (en el que se encontró un arma) donde Bustos no fue requerido y a partir de ese hallazgo, donde sí se lo detuvo" a su defendido, aclaró el letrado.
Desmintió que el vehículo fuera robado, y aclaró que "siempre a nivel periodístico se ha informado que Bustos tiene causas retenidas; mi defendido tiene una causa cumplida con sentencia firme y en cumplimiento de esa condena. Condena que se llevó sin haber tenido el goce de condena en suspenso; este manejo periodístico y judicial hizo que directamente, de una suspensión de juicio a prueba sin pasar por una pena en suspenso, se arreglara para lograr la libertad de Bustos, una pena de efectivo cumplimiento, porque tampoco hablamos de grandes antecedentes".
Recordó que por ese motivo, se acordó un convenio con sentencia firme y cumplimiento. "Por un año de efectivo cumplimiento, superados los seis meses logró la libertad asistida que venía gozando hace casi un mes", explicó el abogado.
Posteriormente, consideró que el pedido de prisión preventiva era excesivo y mencionó que existen "medidas menos gravosas". Negó por eso los peligros de fuga, siendo que cumple con los requisitos de la libertad asistida, asegurando que el pedido del fiscal fue "injusto, apresurado, forzado y gravoso".

Decisión.
Finalmente, el juez Piombi asumió la formalización de "hurto simple" y más allá de expresar la preocupación que manifestó Fassina sobre Bustos, consideró excesivo el pedido de la prisión preventiva. Por esa razón, le impuso una orden de restricción hacia la damnificada y el testigo ocasional.
Posteriormente, mencionó que hasta el momento la única vinculación del hecho ilícito con Bustos fue "la chapa patente de la motocicleta"; por eso le requirió presentarse semanalmente a la Oficina Judicial y aguardar en libertad asistida como venía realizando, el llamado a la audiencia de rueda de reconocimiento.
Por último, Bustos expresó que "no se dio a la fuga durante el allanamiento" y negó que vaya a fugarse "por un hurto". Pasadas las 14.30 culminó la audiencia.