Otorgan libertad al agresor de Moro

El juez Néstor Ralli le otorgó la libertad a Jon Mikel De Aguirre, que permanecía detenido. Tanto el abogado defensor como el fiscal rubricaron un acuerdo de juicio abreviado, pedido que llevaría a que se establezca la pena de forma "condicional".
A pedido del abogado defensor Gastón Gómez, el juez Néstor Ralli otorgó la libertad a un acusado por participar en el robo perpetrado el sábado 25 de enero al subsecretario de Salud Mental y Abordaje a las Adicciones, Roberto Moro y su hija, en Villa Parque. Al funcionario lo asaltaron con armas blancas y de fuego, e incluso le dieron varios puntazos. Una de las heridas fue en la mano derecha, otra en el hombro izquierdo y la restante en el tórax. Este último corte fue el más profundo: el cuchillo le ingresó casi 4 centímetros.
A su turno, el fiscal a cargo ratificó el acuerdo de juicio abreviado, cuya pena sería condicional, aunque con reglas de conducta impuestas al joven de 27 años.
La audiencia inició a las 10.13 de ayer, desde la Sala 2 de la Ciudad Judicial. Allí, se dieron cita el acusado junto a su abogado defensor, Gastón Gómez. Representando al Ministerio Público Fiscal (SPF) se encontraba Carlos Ordas, además del juez Néstor Ralli.
Inicialmente, Gómez anunció la presentación escrita para solicitar y acordar con el fiscal el pedido de juicio abreviado, ya que su defendido reconoció la participación en el hecho. También mencionó que la pena sería de ejecución condicional y bajo este recurso, solicitó la inmediata libertad de su defendido.
A su turno, Ordas ratificó el acuerdo con Gómez para celebrar un juicio abreviado y también la condicionalidad de la pena que se le imponga, con lo que descartó los peligros procesales que suelen mencionarse para reclamar la continuidad de la medida restrictiva como la prisión preventiva.
De esa forma, consintió la admisión de la libertad del acusado. Igualmente, no dejó pasar la oportunidad de mencionar que dada la figura en la que se encuentra encuadrado De Aguirre, se realice una revisión con los médicos psicólogos, para analizar la posibilidad de la realización de un tratamiento por adicciones, hecho que formaría parte de las medidas que se impondrían como reglas de conducta.

Resolución.
Luego de la exposición fiscal, Ralli dictó la inmediata libertad del acusado y le ordenó fijar domicilio, del que no podría ausentarse ni cambiarlo sin notificar al tribunal. También le pidió disponibilidad para presentarse cuando le sea requerido, pedido al que De Aguirre accedió.
Posteriormente, y para analizar la factibilidad del juicio abreviado, Ralli entrevistó a De Aguirre. El joven, nacido en 1985 en General Acha, brindó datos personales y relató que trabaja como albañil independiente.
Ante la consulta del juez, de considerar si posee alguna adicción a las drogas, el joven respondió que no. Con la cuestión pendiente para el juez Ralli de analizar el pedido del juicio abreviado, la audiencia concluyó a las 10.25.