Otra denuncia a la comuna

El Cuerpo de Delegados de la Asociación de Trabajadores del Estado denunció más hechos de persecución sindical contra sus dirigentes y señaló como responsable de ese hostigamiento al intendente Leandro Altolaguirre y a colaboradores directos.
En un comunicado que distribuyó ayer, ATE repudió enfáticamente “el hostigamiento y la persecución permanente hacia los compañeros delegados de este gremio” que están protagonizando “funcionarios municipales” de Santa Rosa.
El más reciente de estos “aprietes” consiste en “enviar a sus domicilios particulares, una nota intimidatoria en la que pretenden poner un corte a las actividades gremiales, limitando la libertad sindical y avasallando derechos amparados en el artículo 14 bis de nuestra Constitución Nacional y la Ley de Asociaciones Gremiales Nº 23551”.
Al momento de adjudicar responsabilidades, ATE señaló primeramente al intendente Altolaguirre, y en segundo lugar a “sus obsecuentes funcionarios, entre ellos y el secretario de Gobierno y Seguridad, Román Molín y el director de Recursos Humanos, Juan Armando Weigel”.
“Estamos convencidos que estas medidas son la clara expresión local de las llevadas adelante por el Gobierno Nacional en su embestida contra la clase trabajadora y que tiene como fin que las y los trabajadores no nos organicemos y luchemos por nuestros derechos”, reflexionó el Cuerpo de Delegados del gremio estatal.