Otra marcha atrás de Nación: en La Pampa eran 300 afectados

EL GOBIERNO DE MACRI CONFIRMO QUE SEGUIRA PAGANDO LAS PENSIONES POR DISCAPACIDAD

La capital pampeana fue escenario de una multitudinaria movilización que congregó a un importante número de vecinos cuyo objetivo radicó en pedir marcha atrás de Nación a la quita de pensiones a discapacitados. Fue al ritmo de murga, con baile incluido, y alguna que otra bandera partidaria (por ejemplo Nuevo Encuentro) que los manifestantes se reunieron en horas de la tarde de este jueves en la plaza San Martín para pedir por la medida que, en La Pampa, perjudicó ya a más de 300 discapacitados. En horas de la noche, un anuncio de Nación aseguraba que las familias que perciben una pensión por invalidez, la seguirán cobrando.
El frío no opacó las ganas del reclamo que también incluyó varias banderas argentinas y a un importante número de discapacitados que se sumaron junto a sus familias. También estuvieron presentes un grupo de asistentes idóneos, que, a la postre, hace al menos dos meses que no perciben remuneración económica.
Los manifestantes aplaudieron al ritmo de una batucada a cargo de “Los renegados de siempre”, que se acercaron al lugar e improvisaron mientras otros se determinaban a filmar con sus celulares lo que estaba aconteciendo. Una vez concluido el reclamo en el centro de la plaza, hubo una marcha por los alrededores.

Seis nuevas pensiones.
Durante la mañana de ayer, el Ministerio de Desarrollo Social, a cargo de la ministra Fernanda Alonso, anunciaba como noticia que se habían entregado “seis pensiones provinciales inscriptas en las leyes de Incapacidad Laboral y de Discapacidad, a personas de diferentes localidades de la Provincia, que no sólo recibirán el beneficio económico mensualmente, sino que también obtendrán la obra social provincial Sempre”. Ante esto, Alonso expresó que, en esta gestión, se habían entregado 109 pensiones, algunas por discapacidad, otras por incapacidad laboral.

Trescientas revocaciones.
Hasta ese momento parecía que estaba todo bien, pero continuando con su relato, la ministra remarcó el momento especial que atraviesa el país, respecto a la decisión de Nación de quitar dicho beneficio. “Es lamentable esta situación, lo cierto es que los números los manejan ellos. Hoy estamos tratando de acceder al dato concreto de cantidad de beneficios que tiene La Pampa, la cantidad de suspensiones y de revocaciones a esas suspensiones. El dato que puedo aportar es que se han hecho ya 300 revocaciones, o sea que tenemos más suspensiones que ese número. Hoy -por ayer- me prometieron dar los datos precisos que tiene Nación, no es un dato que manejemos desde la Provincia. Salió un dato en los medios nacionales donde decía que La Pampa tiene el 2 por ciento de la cantidad de beneficios que están otorgados por invalidez en toda la Nación. Pero esos números reales los estamos esperando de Nación”, explicó.

“No se van a cortar”.
Las pensiones tienen un monto de 6.000 pesos la nacional por invalidez, 8.000 pesos para mamá de 7 hijos y 2.500 la provincial. Respecto a esto, el delegado que el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación tiene en La Pampa, Marcelo Guerrero, confió a LA ARENA que, una vez conocida la decisión de “marcha atrás”, las pensiones “se van a seguir pagando, no se van a cortar, pero se va a evaluar caso por caso, que es algo que se debería haber hecho desde un principio”.
En cuanto a los reclamos, recomendó que “se acerquen al Centro de Referencia, en calle Civit al 210 y ahí le vamos a tomar el reclamo. Y con trabajadoras sociales se va a revisar caso por caso, sobre todo los que detectó el sistema con incompatibilidades. Seguramente se le dará la opción, si la tiene de regularizar su situación. Mientras tanto continuarán percibiendo el beneficio”, concluyó.

Es no vidente y le quitaron la pensión hace cinco meses
Juanita Gauna (52) es una vecina de Santa Rosa que padece ceguera y vive gracias a la pensión que percibe. Ayer, a pesar del frío y de que el clima no era el mejor, se acercó a la plaza San Martín y estuvo presente en la marcha. Su situación -y la de su marido- es muy triste, ya que, dejó de percibir su pensión por discapacidad hace cinco meses y ayer, por no poder pagar las boletas de luz, la Cooperativa le cortó el servicio.
“Tenía dos pensiones, pero tuve que renunciar a una, a la de la provincia y ahora tengo retenida la otra, ambas son por discapacidad. El problema es que me la quitaron hace cinco meses y tengo pilas de cuentas por pagar, como todo el mundo”, argumentó la mujer, muy triste por lo que está ocurriendo. Lo peor de esto es que, al no percibir ese dinero que, cómo dijo “quizá no es mucho pero me ayuda”, no pudo pagar el servicio de electricidad y ayer le cortaron la luz.
Juanita es un ejemplo de esfuerzo. Ella estudió braille, va a la escuela para ciegos en calle Leguizamón y hasta aprendió a cocinar para poder valerse por sí misma en su casa. También es dueña de una voz espectacular, ya que participó en algunos coros. La mujer, incluso se maneja por sus propios medios y el hecho de no poder ver jamás le impidió superarse y es, sin dudas, dueña de una gran fortaleza. De todos modos, y a pesar de tener estas cualidades, no quiere decir que pueda salir a trabajar. Es por ello que necesita, y mucho, su pensión.
Finalmente, Juanita expresó, entre lágrimas y muy nerviosa que “vivo con mi marido, el hace changas, pero últimamente lo único que hago es llorar porque al no tener la pensión no puedo pagar nada y eso a mí me servía mucho”.