Padre pide ayuda

GOLPEAN A UN NIÑO

“No quiero que a mi nene le pase lo mismo que a Agustín, el chiquito de Buenos Aires, no voy a permitir que el padrastro le siga pegando”. Cristian Roldán, un empleado municipal de 34 años, habla desde el Hospital Evita. A ese nosocomio llegó ayer para hacer atender a su hijo de 7 años, luego de que el niño manifestara su angustia en la escuela y no dejara de llorar: según Roldán, el nene estaba “muy golpeado en el cuerpo” y tenía “machucones por dentro”.
Hace tres años que Roldán se separó de su ex mujer y -aparentemente- los niños se convirtieron en un territorio de disputa. Ella se quedó con la casa y él -dice- cumple con la cuota alimentaria que corresponde. “El problema es el padrastro de mis nenes, que les pega, los encierra en el baño y también la madre que no se ocupa de ponerle freno. Yo les paso la cuota y no le compran nada para los nenes. Ayer me avisaron de la escuela que el nene va desabrigado y sucio, hasta a veces sin delantal. Hoy tuve que traer al nene al hospital, no quiero que termine muerto y necesito que alguien me ayude”, dijo Roldán.
Según el padre, cada vez que lleva a los niños a la casa, ellos le dicen que no quieren volver con su madre. Tras atender a su hijo en el Evita, Roldán fue hasta la Seccional Séptima para hacer una exposición y dejar constancia de que por una situación de riesgo iba a llevarse al hijo a su casa. Hoy por la mañana el empleado municipal concurrirá a la Dirección de Niñez y Adolescencia para hacer los trámites correspondientes.