Para el gobierno, la adhesión no llegó a 30%

PARO DOCENTE

La Utelpa afirmó ayer que el paro docente realizado el martes en todo el país se sintió en las aulas pampeanas y en la plaza San Martín de Santa Rosa. “La medida de fuerza convocada por Ctera tuvo un alto acatamiento en la Provincia de La Pampa y en el país superando el 90 por ciento”, se informó desde la conducción provincial del gremio a través de un parte de prensa.
En tanto, aunque no hubo declaraciones públicas por parte de las autoridades del Ministerio de Educación de La Pampa, los datos que la cartera tenía respecto a la adhesión al paro docente del martes eran los siguientes: 28,83% promedio en toda la provincia; 40,19% en Santa Rosa y 27% en General Pico.
En la plaza céntrica de la capital provincial, los docentes realizaron el martes pasado una radio abierta junto a los empleados municipales, la CTA La Pampa, ADU (docentes universitarios) y ATE.
“En la manifestación quedó claro que las políticas de ajuste bajan desde el gobierno nacional hacia todos los rincones del país, y recalan hasta en los municipios, impactando negativamente en los trabajadores y las trabajadoras. Los y las docentes nos pronunciamos en contra de todas las formas del ajuste: salarial, tarifario, reducción y cierre de programas estatales, intentos de modificar la edad jubilatoria, como ya viene ocurriendo en algunas provincias”, afirmó el secretariado provincial.
Utelpa solicitó la reapertura de la paritaria nacional, la sanción de una nueva Ley de Financiamiento Educativo que eleve el presupuesto del 6% al 10% del PBI y la eliminación del Impuesto a las Ganancias del salario. “Los docentes argentinos exigimos Justicia Completa para nuestro Compañero Carlos Fuentealba. Repudiamos la connivencia entre el poder judicial y el gobierno neuquino. Por otra parte, demandamos la suspensión del Operativo “Aprender 2016″, no por oponernos a ser evaluados, sino porque entendemos que la evaluación es parte del proceso de enseñar y aprender y no se puede diseñar un dispositivo para tal fin, sin la participación de la comunidad educativa”, añadieron.
Los docentes aseguraron que estaban movilizados para defender el Derecho Social a la Educación, la inclusión educativa y una Escuela pública y democrática, que debe garantizar el Estado. “No vamos a permitir que destruyan la Educación Pública. Seguiremos en la calle, alertas y movilizados”, finaliza el comunicado.

Compartir