Paro bancario, con adhesión “total”

RECLAMO POR REAPERTURA DE PARITARIAS Y CONTRA EL IMPUESTO A LAS GANANCIAS

En sintonía con lo sucedido a nivel nacional, el paro bancario repercutió fuerte en La Pampa. “El acatamiento fue total”, sostuvo el secretario general de la Asociación Bancaria pampeana.
La medida de fuerza de los bancarios se percibió ayer por la mañana en el centro santarroseño, donde el ritmo habitual de la mañana se vio ralentizado ante la ausencia de actividad financiera. Todas las entidades de la “city santarroseña” permanecieron con sus puertas cerradas, y en muchas de ellas pudo verse el cartel con las consignas de la huelga.
“No hubo nada de actividad bancaria, ni a nivel provincial ni nacional”, sostuvo Raúl Ibáñez, titular del gremio bancario provincial, al informar el grado de adhesión de los trabajadores pampeanos a la protesta convocada por la conducción nacional.
“En algunas ciudades ha habido también importantes movilizaciones”, añadió Ibañez para graficar el nivel de consustanciación que los trabajadores tienen con la convocatoria. “Ha sido realmente contundente”.
Consultado por los pasos a seguir, dijo que en caso de no haber respuestas inmediatas “la conducción ya ha decidido que corresponde profundizar la protesta, posiblemente con un paro general de 48 horas”, vaticinó el gremialista.
En esta oportunidad, la protesta tuvo dos convocatorias principales: la reapertura de las paritarias y el rechazo al “impuesto al salario”, es decir, el Impuesto a las Ganancias que cobra el Estado nacional.
“El trabajador pampeano se ha identificado mucho con el reclamo por Ganancias”, sostuvo Ibáñez. “Cada vez que la medida estuvo fundamentada en ese reclamo, el acatamiento fue alto”, recordó.
“En este momento la pelea es la apertura de la negociación paritaria para que el salario no siga perdiendo poder adquisitivo, como va a ocurrir si no podemos sentarnos a negociar”, advirtió.
Junto con Ganancias y Paritarias, la medida de fuerza estuvo sustentada en reivindicaciones como la defensa de la banca pública; y el rechazo a la precarización laboral.

Acuerdo incumplido.
El paro había sido convocado para todo el país por la Asociación Bancaria. “Hay un acuerdo homologado por el Ministerio de Trabajo, pero éste no cumple en convocar (a una reunión) y los bancos en dialogar”, aseguró el titular nacional del gremio Sergio Palazzo, en una declaración emitida horas antes del inicio de la huelga.
“La desregulación que impone el Banco Central, y la promoción del proceso de ‘uberización’ afecta al sistema financiero y al trabajo bancario. El fraude y el delito privilegian la vía informática y el ámbito del mercado virtual, sumando riesgos para la actividad y los usuarios”, añadió.
El gremio fue crítico además sobre la política económica del gobierno nacional actual, a la cual culparon de “la situación recesiva del mercado interno”. “Miles de pequeñas empresas y comercios han cerrado. Muchas más están en riesgo. Pronto sobrevendrán los quebrantos y repercutirán sobre el sistema financiero”, afirmó.

Compartir