Paso a paso, cómo fue la detención del extorsionador

EN PLENO CENTRO

“Fue como una película, fueron unos pocos segundos donde vimos en primera fila, como en el cine, una escena de un policial”, dijo ayer a LA ARENA un testigo presencial de la captura “in fraganti” de un extorsionador que la policía pampeana llevó a cabo en el sector de bar de una estación de servicios céntrica.
De acuerdo con la fuente, el hecho ocurrió el lunes, aproximadamente a las 15, en el servicompras de la estación de servicios del ACA, en Avenida San Martín y Gil. Allí la policía habría llevado adelante la detención de un extorsionador mediante un operativo planificado y sincronizado digno de una película.
Un testigo presencial relató a un cronista de LA ARENA la inusual situación que le tocó vivir en primera persona. “Estábamos tomando un café en el sector de mesas del Servicompras, poco más allá había dos hombres sentados en mesas contiguas, mantenían una conversación un tanto rara, como entre dientes. Poco más atrás de ellos estaba sentada una familia de Catriló. Mientras que otros dos hombres ocupaban otras dos mesas cercanas, aparentemente operando sendas notebook”.
“En un momento ingresó a la playa de expendio de combustible un enorme camión que tapó totalmente la visibilidad, como si de pronto hubieran puesto un telón. También varios autos, entre ellos un Volkswagen Polo verde que paró en la puerta misma de la entrada al sector del servicompras”, continuó.

Ingreso.
Prosiguiendo con su relato, el testigo aseguró que del Polo “descendieron tres hombres que ingresaron con tranquilidad al sector de compras, venían como hablando y buscando una ubicación, caminaron entre las mesas, pero de improviso todo pasó como en las películas… a los tres se sumaron los dos hombres que estaban con las notebooks y, entre los cinco, apresaron, en un sorpresivo movimiento en conjunto, a uno de los dos parroquianos -quien sería el extorsionador- que estaban en mesas contiguas y lo sacaron en el aire. El otro hombre -el aparentemente extorsionado- se paró y quedó en el lugar con claras muestras de temor observando la acción”.

Forcejeo.
Según lo manifestado por el testigo “ya afuera, los cinco metieron al apresado, que se resistía, en el Polo dentro del cual se desató un forcejeo que terminó con la rotura de un vidrio de una puerta trasera. Una mujer intentó pedir explicaciones y la identificación de los hombres, pero recibió una sola contestación ‘no te metas'”.

Peligroso extorsionador.
Luego de que el Polo y sus ocupantes se marcharan, uno de los dos agentes que actuaron en la simulación de usuarios de las notebooks, se identificó como policía, le dijo a los presentes que se trataba de un peligroso extorsionador al que agarraron in fraganti (habrían seguido el intento de extorsión a través de equipos de audio), y que la violencia usada contra el sujeto fue porque detectaron que portaba un arma de puño y otra blanca y, en la resistencia que opuso, habría intentado usarlas.

Preventiva para acusado
En horas de la mañana de ayer se llevó a cabo la primera audiencia de juicio directo, en la sala de audiencia Nº 1 de la Ciudad Judicial.
Una fuente cercana a la fiscalía de Delitos Económicos manifestó que el juez Daniel Sáez Zamora, aceptó la modalidad de juicio directo, que el acusado se negó a declarar y que “quedó con prisión preventiva hasta el final del proceso”. Por lo pronto, el próximo miércoles a partir de las 8 de la mañana, se llevará a cabo la segunda audiencia “de ofrecimiento de pruebas”.
La fuente comentó que, momentáneamente, el acusado se encontraba alojado en la Delegación Sur, aunque desconocía si iba a continuar alojado ahí o si sería cambiado de lugar.
La pena estipulada por el delito de extorsión no es para nada menor, tiene 5 años de mínima y no es excarcelable. De todas maneras la fuente manifestó que “también podría ser delito por chantaje, que tiene un mínimo de tres años, aunque la calificación va a depender de las pruebas, a la orientación de las pruebas y por ahora es provisoria”.

Compartir