Pedido para bancarizar los salarios por Ley

MEDIA SANCION EN EL SENADO

El senador nacional Daniel Lovera (PJ) resaltó el proyecto de ley que modifica el artículo 124 de la Ley de Contrato de Trabajo y que explicita la obligatoriedad de la bancarización del salario.
“Los haberes deben ser depositados en una cuenta sueldo gratuita, porque estoy convencido de que el salario de los trabajadores argentinos está en crisis, y nosotros tenemos la responsabilidad de promover un paquete de leyes que defienda ese salario”, dijo Lovera al respecto.
El senador trazó un duro panorama actual para los trabajadores del país. “Junto a la emergencia social y laboral, hoy vivimos una creciente emergencia salarial. En Argentina, uno de cada tres ciudadanos es pobre, y esto tiene una vinculación directa con la necesidad de la dignificación del salario”.
Lovera añadió que “el valor del salario está visiblemente depreciado, cuando el Indec establece un salario promedio de $9.716, tenemos un salario mínimo, vital y móvil de $7.650; eso significa que la mayoría no llega siquiera al promedio. Por lo menos se debería disponer de un salario mínimo, vital y móvil, que llegue al promedio del Indec”.

Obligación.
El senador piquense admitió que hubo avances en el pago vía cuentas sueldo. “La bancarización está en marcha, pero no tengo dudas de que esta modalidad de pago se debe institucionalizar como obligación en la Ley de Contrato de Trabajo, debemos apostar a la bancarización y a la inclusión financiera definitiva de los trabajadores, por los beneficios directos e indirectos que ello trae aparejado”, aseguró en un comunicado de prensa.
Lovera remarcó que las ventajas más inmediatas de la bancarización son que “evita las maneras más frecuentes de abuso, disminuye la precarización laboral, y se evita el riesgo de que el trabajador reciba menos dinero en efectivo que el señalado en el recibo de sueldo. El salario está en crisis para los trabajadores formales, tomemos conciencia de la grave crisis social en la que se encuentran quienes están en situación de informalidad, que representan del 35% al 40% de la población dependiendo de la zona del país de la que hablemos”.

Compartir