Pedido por financieras

El senador nacional Juan Carlos Marino presentó un proyecto solicitando al gobierno nacional que regule la actividad de las financieras que operan con dinero propio e instó al Ejecutivo Provincial para que controle los pagarés que entregan estas organizaciones. “Ambos ejecutivos tienen la facultad de controlar para evitar fraudes”, aseguró.
El proyecto de Marino surgió a partir de las diferentes denuncias recibidas por parte de personas que fueron estafadas por financieras que operan con capital propio y apunta a que el Ejecutivo Nacional intervenga en la “intermediación” de servicios, pudiendo así fijar un límite a los intereses que cobran.
“El problema radica en que como estas financieras no utilizan fondos de ahorristas sino que operan con dinero particular, su actividad no está regulada por el Banco Central de la República Argentina (BCRA) y no se encuentran obligadas a cumplir con, por ejemplo, la reglamentación que fija un techo a los intereses anuales máximos que pueden cobrar”, explicó Marino.
“Los relatos de las personas estafadas son realmente desoladores, han sido víctimas de abusos terribles. Muchas de estas financieras no sólo han cobrado intereses siderales sino que han realizado fraudes en los pagarés que hacen firmar a los clientes, todo esto sin ningún tipo de control”, agregó.