Pedofilia: fiscales pampeanos en pesquisa por “grooming”

OPERATIVO "ANGEL GUARDIAN" TERMINO CON HOMBRE DETENIDO

Fiscales de La Pampa, junto a otras diez provincias, formaron parte de un megaoperativo realizado hace varias semanas en el cual se logró identificar y detener a un ciudadano peruano, acusado de acosar sexualmente por internet a más de 90 víctimas de distintos puntos de Argentina. El pedófilo las obligaba a que le envíen por la web material de contenido sexual.
El operativo, denominado “Angel Guardián”, fue coordinado por la Fiscalía de la Ciudad de Buenos Aires, llevada a cabo en forma conjunta con la RED 24/7 y conformada por todas las Procuraciones Generales del país, que establece a nivel general un protocolo de intervención inmediata en casos de abuso infantil por internet, al cual se adhirió nuestra provincia.
Las víctimas pertenecen a la Ciudad de Buenos Aires y las provincias de Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba, Misiones, Santa Cruz, Entre Ríos, Chubut, San Luis, Chaco, Catamarca y Salta. En La Pampa, hasta el momento, no se habría reportado ningún caso de este tipo de delito aunque las sospechas llevaron a que los fiscales participen.

Operativo.
La Operación “Angel Guardián”, que se realizó el 7 de noviembre, se inició por una investigación del Cuerpo de Investigaciones Judiciales de la Fiscalía de la Ciudad, que detectó numerosos menores víctimas de grooming que fueron abusadas por el mismo pedófilo.
Este agresor, de nacionalidad peruana, conectaba a niñas y adolescentes por medio de falsos perfiles de Facebook y las obligaba a enviarle autorretratos y videos, donde aparecían desnudos y en actividades explícitamente sexuales.

Colaboración.
Ante este hallazgo, el Cuerpo de Investigaciones solicitó colaboración de la ONG NCMEC (National Center for Missing and Exploited Children) y Facebook, a fin de brindar mayor precisión respecto a los perfiles detectados por el groomer. Y, por medio de ambos, se pudieron identificar los patrones solicitados y se enviaron más de cien reportes con fotos y videos de menores, que coincidían con el perfil del abusador.
“Todas estas imágenes comparten un mismo denominador común ya que, sin perjuicio de las diversas edades, contextura física y localización de las involucradas, las características de las imágenes y videos parecían seguir el patrón único del pedido del groomer”, señaló el director del Cuerpo de Investigaciones Judiciales, Enrique del Carril.
Por su parte, el jefe de la Unidad de Investigaciones Tecnológicas del CIJ Mariano Manfredi, que llevó adelante la investigación, resaltó que “durante la operación se pudo recolectar la prueba digital que servirá en el momento del juicio”.

Víctimas.
La totalidad de las víctimas reconocieron haber sufrido grooming o ciberacoso sexual, e identificaron al agresor. Además, los menores realizaron una declaración conforme a la normativa procesal de cada una de las jurisdicciones y se realizó el resguardo de la prueba digital contenida en los dispositivos de los afectados.
El grooming o ciberacoso sexual es un delito que se lleva a cabo a través de internet, y la figura del acosador se aplica a un adulto que contacta a chicos y chicas por la web con fines sexuales.

Compartir