“Pensábamos que estábamos perdidos”

Rosendo Coronel y Francisco Quiroga, dos puesteros del Departamento Chicalcó, en el oeste pampeano, recibieron asesoramiento legal ante una orden de desalojo de las tierras que ocupan hace décadas, emitida por la Justicia con asiento en Victorica. Los hombres viven en el puesto La Totora, en el lote 20 del Departamento Chicalcó.
Quiroga, de 80 años, contó que pasó su vida “criando animales en el lugar”, mientras que Coronel, de 46 años, aseguró haber nacido y haberse criado en el lote 20, que ahora reclama una persona ajena a la zona bajo el argumento de que su padre lo escrituró.
“Tenemos algunos pocos animalitos, pero hay que luchar para poder vivir”, narró Coronel con lágrimas en los ojos. “Nos quieren desalojar pero somos nativos, yo creo que deberíamos ser nosotros los dueños. Agradecemos el apoyo que nos da el gobierno porque no sabemos nada de lo que nos están notificando, nos dijeron que las leyes no nos amparaban y pensamos que estábamos perdidos, pero ahora vivimos de vuelta”.

Regularización.
Valeria Losada, asesora de la secretaría de Asuntos Municipales, llegó al lugar enviada por el gobierno de la Provincia tras conocerse la orden de desalojo. A los dos puesteros se les informó que a partir de una ley promulgada por el gobernador en diciembre de 2015, se suspendieron todos los desalojos hasta tanto confeccionar un plan para implementar la regularización de tenencia y ocupación de tierras: “Es importante que no sean vulnerados sus derechos”, manifestó Losada y añadió que “se va a trabajar en conjunto para poner todos los organismos del Estado a disposición para que los derechos de los reales ocupantes de las tierras, ya sean descendientes de pueblos originarios, o pobladores originarios o puesteros que toda la vida han desarrollado y vivido en los puestos, no sean vulnerados por terceros, ya sea porque carecen de título, asesoramiento legal o técnico, la idea es ayudarlos”.

Compartir