Peritaron la camioneta. Hoy se hace la reconstrucción

CAZADOR MUERTO

Personal de Gendarmería Nacional realizó ayer los peritajes en las camioneta de los cazadores y de la policía y otros elementos como prendas de vestir y clavos miguelito, en el marco de la causa donde se investiga la muerte de Santiago Garialdi que recibió un disparo en la cabeza por parte de un policía, mientras que durante esta tarde se desarrollará la reconstrucción del homicidio ocurrido en la noche del domingo 24 de julio en un camino vecinal de Lonquimay.
El procedimiento realizado en la sede del Grupo Especial de Operaciones (GEO) ubicado en Unanue y Pestalozzi fue encabezado por la fiscal penal Cecilia Martiní. También participaron los abogados de las partes, el querellante Omar Gebruers y el defensor Mario Aguerrido, que asiste a los policías Fernando Safenreider y Norberto García, que están acusados de la muerte del cazador Garialdi y de herir a Andrés Casabonne en el mismo episodio.
En la causa judicial caratulada como homicidio doblemente agravado por haber sido cometido por un miembro de la fuerza policial, abusando de su función y por el uso de arma de fuego, en concurso real con el delito de lesiones leves, aún permanece detenido Safenreider pero García fue liberado porque no se pudo comprobar que haya disparado con su arma. La decisión fue tomada por el juez de Control, Gabriel Tedín y de acuerdo a lo informado por fuentes de la investigación, hoy a partir de las 16 se hará la reconstrucción del crimen.
La muerte de Garialdi ocurrió el domingo 24 de julio por la noche en un camino vecinal cercano a Lonquimay, donde la víctima y otros tres cazadores de liebres se movilizaban en una camioneta Ford F-100 y fueron interceptados por dos policías que comenzaron a dispararles. En consecuencia, Garialdi (38) recibió un tiro en la cabeza y murió, mientras que Casabbone (46) resultó herido en un glúteo. La situación generó un fuerte impacto político y el ministro de Seguridad, Juan Carlos Tierno, fue interpelado en la Legislatura.

Las pericias.
Con la participación del equipo de Criminalística de Gendarmería, integrado por un médico forense, un perito balístico y un especialista en pericias complejas, se realizó ayer en Santa Rosa la pericia a las camionetas involucradas y otros elementos que “era uno de los puntos de pericia básicos, porque se hizo una verificación minuciosa de la camioneta de los cazadores para ver si había más disparos. También se analizó la camioneta de la policía, de la impronta que tiene en el parante delantero izquierdo”, dijo Gebruers.
El abogado querellante, que representa a una hija de Garialdi y a Casabbone, afirmó que “aparentemente, habría algunos disparos más en la camioneta, también hallaron algunas marcas en una de las llantas, que serían consecuencia de los clavos miguelito o cadenas. Se tomaron también muestras de sangre en diversas prendas y lugares de la camioneta, y además se estableció la trayectoria de los disparos”.
Las pruebas recolectadas ayer por la mañana y los elementos que se incorporarán hoy de la reconstrucción del hecho, serán trasladados por personal de Gendarmería a Capital Federal para analizarlo en sus laboratorios y posteriormente, se concretará un informe pericial que todavía no tiene plazo establecido para entregarse. También analizarán elementos de la causa como cartuchos, vainas, ropa, clavos miguelito, cadenas con clavos.
Sobre la investigación, Gebruers manifestó a este medio que “por ahora, se verificaron tres impactos, más el que dio contra Garialdi, que no tocó la estructura de la camioneta, y ahora aparecieron algunos más que son compatibles con disparos, y se determinará cuántos son y de qué arma provenían. Lo importante es determinar si disparó un solo policía o los dos”.

Compartir