Perros y aves envenenados con pesticidas

Ante los casos de perros envenenados que se han sucedido en Santa Rosa y Toay, la Policía informó que se están haciendo estudios sobre los restos de seis animales y que los autores usan "pesticidas que se usan para fumigar plantas, que son de venta libre en el mercado".
Las pericias las realiza la veterinaria a cargo del laboratorio del área de Criminalística de la policía provincial, Valeria Ratusnu. En diálogo con LA ARENA, la profesional expresó que durante los últimos días se han tomado muestras de animales envenenados, más concretamente de seis canes de diferentes lugares y jurisdicciones entre las localidades de Santa Rosa y Toay, como así también de algunos pájaros como benteveos y horneros.
La veterinaria y su equipo informaron que "estamos procesando las muestras, igualmente trabajamos bajo causas judiciales y al finalizar entregamos nuestro informe directamente a fiscalía".
Con respecto a las hipótesos sobre el material que se habría empleado para matar a los canes, Ratusnu reconoció que aún no poseen los resultados de las últimas muestras, pero recordó que en causas analizadas con anterioridad, el material más empleado para este fin "son pesticidas que se usan para fumigar plantas, que son de venta libre en el mercado".
Este diario había informado el lunes que en los últimos días algunos vecinos de la ciudad y de Toay debieron lamentar el fallecimiento de sus perros como consecuencia de su envenenamiento. Uno de los hechos se registró en el barrio San Martín de la localidad vecina, donde Guillermina Pereyra denunció en la policía la muerte de dos de sus canes, presuntamente a causa de haber ingerido un tóxico.
Los animales aparecieron en un terreno baldío del mencionado barrio con la boca llena de espuma y por eso las primeras estimaciones apuntaron hacia un envenenamiento. Se trataba de un perro raza collie y de un ovejero belga.
En tanto, un vecino de las calles Ñandú y Saitúa sufrió el envenenamiento de dos ovejeros alemanes que tenía en su vivienda.