Pese al informe de la UNLPam, Acha no quiere que lo use Santa Rosa

ACUIFERO

Un grupo de autoridades y vecinos de Acha se opuso a la idea de inyectar al Acueducto del Río Colorado con el Acuífero del Valle Argentino y pidieron normas para regular el uso de aguas subterráneas.
La llamada Mesa del Agua de General Acha, conformada por autoridades y vecinos para tratar la problemática del agua en la ciudad y la zona, rechazó nuevamente que se utilice el Acuífero del Valle Argentino de aquella localidad para inyectar al Acueducto del Río Colorado.
El pronunciamiento se realiza a pocas horas de la presentación del Estudio Hidrogeológico del Acuífero del Valle Argentino, que habilita a la intención del gobierno provincial -según los resultados parciales dados a conocer-, ya que no comprometería el reservorio de agua.
El análisis de la Universidad Nacional de La Pampa (UNLPam), a pedido de la Secretaría de Recursos Hídricos, concluyó a modo de ejemplo que una batería de 38 pozos, funcionando seis meses al año, durante 42 años, en un escenario sumamente exagerado, no perjudicaría al Acuífero achense.
Sin embargo, los integrantes de la Mesa del Agua, que es integrada por la intendencia de General Acha, concejales, diputados del PJ y Cambiemos y organizaciones locales, ratificó en su reunión de ayer “la oposición a que se utilice el mismo para inyectarlo al Acueducto del Rio Colorado”.
Además, pidieron la “concurrencia del equipo de investigación de la UNLPam, Secretaria de Recursos Hídricos y autoridades de Aguas del Colorado a Acha para que informen sobre los resultados del estudio a toda la comunidad en fecha y lugar a coordinar”.
La intención de la Casa de Gobierno, en rigor, es usar los recursos del Acuífero del Valle Argentino en ocasiones especiales y puntuales, principalmente en verano cuando el Acueducto del Río Colorado salga de servicio por alguna rotura o mantenimiento.

Normas.
La Mesa del Agua planteó que “la realización del estudio sobre las aguas subterráneas de este acuífero con la finalidad de extraer agua para inyectar al acueducto, pudo evidenciar y reflejar la necesidad de dictar normas regulatorias que protejan y resguarden este recurso, no solo de este acuífero sino del resto de los existentes en la provincia. Los índices de contaminación obligan al Estado a dictar normas en ese sentido”.
Afirmaron también que “la Secretaria de Recursos Hídricos de la Provincia como autoridad de aplicación, debería tener una política de Estado y visión estratégica del recurso, y conformar las Unidades de Gestión y particularmente la situada sobre este acuífero, para lograr esta finalidad protectora del mismo, conforme la sugerencia propiciada por la propia UNLPam”.
Por último, instaron al Poder Ejecutivo Provincial que “evite tomar cualquier decisión utilitarista sobre el uso de aguas subterráneas, y particularmente la que se sitúa en el Acuífero del Valle Argentino, ya que la utilización constante y sin control, para resolver un problema estructural del Acueducto, puede generar consecuencias irreparables para el futuro”.