Piden dos años de prisión

FUTBOLISTA ACUSADO

La fiscala Leticia Pordomingo solicitó el pasado lunes que el futbolista oriundo de la localidad de Lonquimay, Franco Gómez, sea condenado a la pena de dos años y medio de prisión de ejecución condicional por haber golpeado y lesionado a quien fuera su pareja, Karin Pistarini de 21 años. La joven acusó al muchacho de haberla atacado con una cuchilla y de someterla constantemente mediante violencia psicológica.
El hecho ocurrió en el mes de octubre de 2014 y fue caratulado como “lesiones leves calificadas por la relación de pareja preexistente” y “amenaza con arma en concurso real”. Las audiencias comenzaron el viernes pasado y declararon varios testigos, entre los que se encontraban profesionales de la Oficina de Atención a Víctimas y Testigos. El lunes fue la ronda de alegatos. La lectura de sentencia será el próximo martes por la mañana.
La defensa del jugador (que juega con los colores de Unión y Amistad de Santa Rosa) fue asumida por la abogada Vanesa Ranocchia Ongaro quien intentó demostrar que no había una relación de pareja entre la joven y el acusado y solicitó en su alegato la absolución de su cliente.

Compartir