Piden incorporación al Registro de Patrimonio

EX CENTRO CLANDESTINO

Nuevo Encuentro presentó un proyecto de resolución para que se incorpore el “Ex Centro Clandestino de Detención y Tortura, Comisaría Seccional I de Santa Rosa, La Pampa” al Registro Provincial de Patrimonio Cultural.
En la iniciativa se invita al Ministerio de Educación de la provincia, a realizar actividades educativas relacionadas con dicho centro, y con el proceso de memoria, verdad y justicia.
El proyecto fue elaborado en coautoría con Lucía Carolina Colombato, perteneciente al Observatorio de Derechos Humanos (Fceyj-UNLPam) y ubica al patrimonio cultural como “un derecho humano de incidencia colectiva con raigambre en el artículo 41 de la Constitución Nacional”.
El diputado Eduardo Tindiglia reflexionó sobre la importancia de sumar la Seccional I al patrimonio provincial y dijo que “pensar el patrimonio desde los derechos humanos es especialmente importante en sociedades como la nuestra que han atravesado procesos de violaciones masivas de derechos humanos, primero en relación con los pueblos originarios, luego, durante la última dictadura cívico-militar”.

Torturas.
“Es importante destacar que en el proceso de verdad, memoria, y justicia que desde 2010 se lleva adelante en La Pampa, los testimonios brindados dan cuenta no solo que allí funcionó uno de los centros clandestinos de detención, sino que en la planta alta de ese edificio funcionaba la Unidad Regional I, donde un grupo de tareas, conocido como “grupo de trabajo”, interrogaba y torturaba a prisioneros y prisioneras, quienes se encontraban privados de su libertad en la seccional o en otros centros de detención”, manifestó Tindiglia.
“Desde Nuevo Encuentro consideramos que la identificación e incorporación de la Seccional I al Registro Provincial de Patrimonio Cultural, da cuenta de la relevancia de adoptar medidas de reparación que actúen en el plano simbólico y de la memoria, que operan como garantías de no repetición”, aseguró el diputado quien además recordó que “durante muchos años se dijo que La Pampa había sido una isla, y en ese sentido el primer juicio aportó a derribar el mito de que aquí no pasó nada”.
En los fundamentos, el proyecto de resolución cuenta con la necesaria aclaración que “si bien el principal centro clandestino de detención de la Subzona 14 fue la comisaría primera de Santa Rosa, es necesario conocer que otros centros clandestinos de detención fueron la Brigada de Investigaciones; la Comisaría Primera de General Pico; la Comisaría y el Puesto Caminero de Jacinto Arauz; la Comisaría de Catriló y las unidades carcelarias 4 (Colonia Penal) y 13 (Rivadavia y Alsina) del Servicio Penitenciario Federal”.