Piden indagatorias

CASO SKANSKA

El fiscal federal Carlos Stornelli pidió ayer citar a declaración indagatoria al ex ministro de Planificación Federal, Julio de Vido, y lo acusó de haber tenido un “rol decisorio” y “trascendente” en el entramado de desvíos millonarios de fondos y pago de sobornos por parte de la empresa sueca Skanska, para la adjudicación de obra pública.
La Pampa también se vio involucrada en esta causa de corrupción ya que en una escucha se hacía alusión a la obra del Acueducto del Río Colorado, de la cual participó la empresa sueca. Allí se habla de “El gober” y de valijas, según determinó la justicia.
De Vido “tuvo un rol decisorio”, afirmó Stornelli y su rol fue “trascendente” para que se cometiera el delito, apuntó Stornelli en el dictamen presentado al juez federal Sebastián Casanello y en el que también pidió indagar a su ex segundo ya detenido, el ex secretario de Obras Públicas José López. En esta causa, De Vido nunca fue indagado y ahora la decisión será del juez federal Sebastián Casanello.
La causa por el supuesto pago de sobornos en la causa Skanska había sido cerrada y todos los acusados sobreseídos pero se reabrió por orden de la Cámara Federal de Casación, que consideró válida como prueba una grabación telefónica en la que un directivo de esa empresa admitió pagar “comisiones indebidas” a funcionarios argentinos.

Desvíos.
Se trató de las licitaciones para adjudicarse la ampliación de los gasoductos Norte y Sur y fue el primer escándalo de corrupción del gobierno del fallecido Néstor Kirchner.
Para el fiscal, De Vido es sospechoso por los delitos de “cohecho”, “defraudación” y “negociaciones incompatibles con el ejercicio de la función pública”, según el dictamen del fiscal al que accedió Télam. Y aludió a “millonarios desvíos presupuestarios” en el marco de una “gran y compleja organización delictual integrada por funcionarios públicos y particulares”.
Al cerrar la causa, la sala I de la Cámara Federal sobreseyó a todos los que habían sido procesados, entre ellos el ex titular del Enargas, Fulvio Madaro, el de Nación Fideicomisos, Néstor Ulloa y el ex secretario de Energía, Daniel Cameron.
Esos sobreseimientos serán revisados ahora por la misma sala de la Cámara Federal que tiene que decidir si los revoca o confirma en base a considerar la escucha telefónica como una prueba nueva y válida.

Compartir