Piden la renuncia del secretario Travaíni

DURA CRITICA A ADICCIONES

Casi 16 años se cumplen desde que el sacerdote de la Iglesia de la Sagrada Familia, Ricardo Ermesino, (fallecido) fundó el programa Guadalupe, el primer lugar en La Pampa para tratar adicciones con internación. En ese tiempo, el programa creció por prepotencia de trabajo de sus profesionales y hoy cuenta con una comunidad terapéutica para 20 varones y otra para 12 mujeres, ambas en la ciudad de Santa Rosa.
El programa es una asociación sin fines de lucro que atiende gratuitamente a aquellos pampeanos que no tienen cobertura social pero también atiende a todas las obras sociales. También, por un convenio con el Estado, brinda atención a todos las personas que se asisten en la Salud Pública y el Sempre colabora con $ 41.000 para pagarle a los profesionales.
Sin embargo, el crecimiento de casi dos décadas podría truncarse por dos motivos fundamentales. Según confiaron fuentes del programa a este diario, los honorarios acordados en el convenio con la provincia no se actualizan desde 2014 y, lo más importante, las políticas impulsadas desde la Subsecretaría que dirige médico Roberto Travaíni no se condicen con las que promueve la asociación.

Se fueron todos.
“Roberto Travaíni encabeza la Subsecretaría y él dijo claramente que no quiere que estén las comunidades terapéuticas. La semana pasada se fue el director Adrián Rinaldi, un profesional excelente y en este tiempo ha renunciado mucha gente valiosa, todos los buenos profesionales se han ido. También se cerraron las consejerías y no se sabe qué es lo que quiere hacer esta gente. No hay un plan”, dijo ayer Marita Roo, directora del programa.
“Quieren mandar al paciente a la casa, darle medicación y no tratarlo en un lugar. Hay un paciente que intentó suicidarse dos veces en menos de un mes con una sobredosis de las pastillas que le dieron en el hospital. Esto es muy grave. Nuestro modo de trabajar es que el paciente pueda estar cerca de su entorno, de su familia, que tenga a sus afectos cerca. No se trata de aislarlo, sino de ayudarlo a cambiar su forma de vida”, agregó Roo.
“Veníamos remándola muy difícil. Es preocupante que cada vez hay pacientes más jóvenes de 11 y 12 años que ni siquiera terminaron la primaria. Ya no sabemos qué puertas tocar. Le enviamos una carta al gobernador a principios de año y sabemos que le llegó. Pero desde entonces no tenemos novedades. Yo no creo que Verna y Ojuez estén de acuerdo con las cosas que se están haciendo desde la Subsecretaría”, concluyó.

Recuerdo.
En los últimos días Marita Roo posteó en su cuenta de Facebook un video que muestra al cura Ermesino con la siguiente leyenda: “Si vieras cómo están destruyendo todo lo que armaste con tanto sacrificio y tanta dedicación. Nuestros enfermos no le interesan a nadie. No sabemos qué extraño manejo realizan en la Subsecretaría de Adicciones para romper todo”.
Y más adelante se pregunta: “¿Por qué una persona que ni siquiera sabe cómo funciona el Programa Guadalupe, porque nunca nos citó ni concurrió en los casi 20 años que funcionamos, está al frente de esta Subsecretaria? ¿Qué debemos hacer para que de una vez por todas se tomen cartas en el asunto?

Compartir