Piden más seguridad en El Faro y Las Camelias

VECINOS FUERON A RECLAMAR EN LA SECCIONAL SEXTA

Cansados de que les roben, una decena de vecinos fue hasta la comisaría para solicitar más patrullajes y presencia policial. Dicen que policía liberó la zona y que la sucesión de hechos los dejó paranoicos.
En el barrio Las Camelias y El Faro ya no saben qué hacer para prevenir los robos. Pusieron
sistemas de alarmas monitoreadas, invirtieron en sofisticados sistemas de cámaras de videovigilancia y hasta armaron grupos de Whatsapp para alertar a los demás en caso
de observar algún movimiento raro por la zona. Pero todo eso no alcanzó, los robos siguen y una paranoia constante parece haberse apoderado del vecindario. Por ese motivo una decena de vecinos fue ayer por la tarde a la Seccional Sexta para pedir por más vigilancia y seguridad.
“Notamos que disminuyó la presencia policial y el patrullaje en el barrio y sabemos que fue una decisión. Vinimos hasta acá para saber qué están haciendo para protegernos. Nos dijeron que tienen un patrullero y dos motos, y en caso de ser así es un barbaridad teniendo en cuenta lo grande que es la jurisdicción de la Seccional Sexta”, dijo Walter, vecino de Las Camelias, quién ya fue víctima de varios robos, el último hace dos días, cuando llevaron elementos de valor afectivo, como un cuchillo que le regaló su padre.
“Si necesitan colaboración estamos dispuestos a ayudar. Pero no queremos que nos abandonen y liberen la zona. Sabemos que la gente que roba no es del barrio”, agregó.

Testimonmio.
“A la 1.30 de la mañana vi que dos personas estaban mirando hacia mi casa. Llamé a la policía pero cuando vinieron, las dos personas ya se habían ido. A las 5 de la mañana, cuando estábamos todos durmiendo, entraron por la parte más alta de la casa. Coartaron la luz para que las cámaras no pudieran tomarlos, pero se los ve clarito en las tres. Yo me enteré de que estaban adentro porque mi mujer comenzó a gritar. Salieron corriendo para la laguna y en la huída se les cayó una mochila donde estaban los documentos de uno de ellos. Llamé urgente a la policía, pero tardaron media hora en venir”, relató Alejandro Lastiri, un kinesiólogo que vive junto a su familia frente al Parque Don Tomás. Lastiri es dueño de un lamentable récord en Las Camelias: desde que se instaló en al barrio, hace tres años, le robador seis veces. “Tengo un promedio de dos robos por año y nunca recuperaron nada de lo me llevaron”, agregó.
“Aparentemente la policía allanó la casa del que me robó y encontraron un juego de llaves que me pertenecen. Lo que me preocupa es que esta persona, la que me robó, es un pibe de 14 años ¿qué van a hacer con los menores? Hoy mi nena no quiere vivir más en la casa. Está parando en lo de la abuela. Todo esto me ha dejado muy paranoico”.

Compartir