Piden que se haga control de apnea por accidentes

Se desarrolló días atrás en el Senado la jornada “Apneas del Sueño y Licencia de Conducir”, organizada por el legislador pampeano Juan Carlos Marino, junto al Colegio Argentino de Neurólogos Clínicos, la Academia Nacional de Medicina, la Asociación Médica Argentina, la Asociación Argentina de Medicina Respiratoria y el Centro de Estudios y Participación Ciudadana (Cepci).
Sus objetivos estuvieron centrados en incorporar la detección de las apneas del sueño en el examen médico para otorgar las licencias de conducir y su posterior tratamiento, requerir un Certificado de Conductor libre de Apneas, emitido por un profesional acreditado y evitar los accidentes que se generan como consecuencia de la falta de tratamiento de este problema.
Al dar inicio a la jornada, de la participaron eminencias profesionales locales e internacionales, Marino destacó: “Hay datos de la ONG Luchemos por la vida que son escalofriantes y deberían suponer mayor atención y acciones en consecuencia. Solo el año pasado, y con cifras parciales, en nuestro país casi 8.000 personas perdieron su vida en siniestros viales y, si tomamos los números de los últimos 24 años, ese dato trepa a más de 182.000 víctimas fatales.”
En relación a La Pampa, dijo que “la situación no es mucho mejor teniendo en cuenta su población y transito relativo, cada año más de 100 personas dejan su vida en este tipo de hechos”.

Cálculos.
“A nivel país se calcula que el 54 por ciento de esas víctimas fatales de siniestros son jóvenes menores de 34 años. Pero la verdadera tragedia detrás de estos números es que cada uno de ellos representa a una persona, con familia y amigos que ya no lo verán más, por razones que muchas veces son evitables”.
En la jornada los especialistas remarcaron que estamos transitando la llamada Década de la Seguridad Vial de acuerdo a la ONU y las estadísticas dan la preocupante noticia de que la Argentina ocupa el primer lugar del ranking de siniestros viales en rutas de 38 países medidos.
Las apneas son una de las causas y deben ser corregidas sea uno conductor o no. Por eso se promueve la inclusión de un cuestionario para detectarlas a la hora de sacar un registro de conducir implementado por profesionales idóneos y su posterior tratamiento de ser necesario.
Los conductores con apneas del sueño registran un riesgo relativo casi 4 veces más alto que quienes no las padecen de protagonizar los mal llamados accidentes de tránsito.