Piden anular la causa de las fundaciones

Cuatro dirigentes de la fundación Hacer Pampeano, que están imputados por los presuntos desvíos de fondos públicos desde el Ministerio de Bienestar Social entre 1998 y 2003, pidieron la nulidad de la causa penal que instruye el juez Carlos Flores. Si el reclamo prosperara, la investigación podría volver a fojas cero y beneficiaría, entre otros, al ex ministro del área, Santiago “Patucho” Alvarez, y al ex director provincial de Deportes, Sergio David.
El planteo de nulidad fue presentado por dos ex presidentes de la institución, Daniel Jesús Morello y Hugo Bernardino Pereyra, la tesorera Liliana Mónica Italiani y el vocal Gustavo Díaz, según confirmó Gastón Gómez, abogado de los cuatro. Tanto Flores como la fiscal Susana Alvarez se opusieron al planteo, pero Gómez, a través de un recurso de apelación, consiguió que llegara al Tribunal de Impugnación Penal. Allí está ahora en manos del fiscal Guillermo Sancho, quien debe emitir su dictamen para que luego se expida el T.I.P.
“Pedí la nulidad de todo lo actuado por varios motivos -expresó el defensor-. No existe un debido derecho de defensa porque el juez lleva dos años investigando y yo sólo tengo un mes para revisar el expediente, que tiene miles de fojas, porque en cualquier momento puede procesar a mis defendidos. Además el juez ha inclinado la balanza para un lado porque actúa como fiscal, lo que pone en duda su imparcialidad. Y, una tercera razón, y fundamental, es que cuando los cuatro dirigentes fueron indagados no les dijeron cuáles eran los hechos que imputaban. Solamente les dijeron que había faltado plata”.
Otro cuestionamiento de la defensa, si bien Gómez admitió la legalidad de los actos, fue que Flores primero citó a Morello, Pereyra, Italiani y Díaz como testigos -por lo que declararon bajo juramento de decir la verdad- y luego los indagó -en ese caso el imputado no está obligado a decir la verdad-. El defensor consideró que aunque las declaraciones testimoniales fueron anuladas, y no constituyen pruebas para la causa, consciente o inconscientemente el magistrado pudo tomar algunos datos de las testimoniales para avanzar en la investigación. Durante las indagatorias, los cuatro dirigentes se abstuvieron de hablar.
Gómez recordó que había pedido la anulación de la causa -a esta altura una megacausa por la cantidad de cuerpos, testigos e imputados- hace tiempo, cuando fue citado como testigo Juan Antonio Méndez. En aquél momento la Cámara en lo Criminal de General Pico rechazó la solicitud porque Méndez no está imputado, sino que concurrió al Juzgado de Instrucción 3 como testigo. Esta persona está sospechada de ser la “creadora” de fundaciones truchas que, prácticamente, sólo eran utilizadas para desviar o tercerizar fondos públicos con origen en el M.B.S.
Méndez llevaba adelante en aquellos años el Registro de Entidades de Bien Público, un organismo que controla a ese tipo de fundaciones o asociaciones que no están inscriptas en la Dirección de Personas Jurídicas y a las que, por lo tanto, se les exigen muchos menos requisitos para su funcionamiento. Flores allanó su domicilio particular y secuestró documentación.

Muchos millones.
La investigación está relacionada con los fondos públicos que salieron desde Bienestar Social hacia cinco asociaciones y fundaciones entre 1998 y 2003. Esas entidades son Fundación Patagonia Deportiva, Asociación Cooperadora para el Alto Rendimiento, Comisión de Apoyo al Albergue Provincial, Comisión de Apoyo para el Fomento de Desarrollo y Actividades Juveniles y Fundación Hacer Pampeano.
Esta última, una institución que habría estado relacionada con la entonces subsecretaria de Promoción y Asistencia a la Comunidad, Elsa Labegorra, recibió 750.000 pesos durante esos cinco años de gestión marinista. Por eso se especula que en total los subsidios y otros fondos investigados en la causa -una derivación de la denuncia por enriquecimiento ilícito contra David- rondarían los 5.000.000 de pesos.
Hacer Pampeano es una fundación que fue utilizada para enviar plata en forma permanente al complejo turístico que la Provincia posee en Pehuen Co, muy cerca de Monte Hermoso. Morello, que asumió la presidencia de la entidad en 1999 -antes era ocupada por Pereyra- es señalado como una persona que fue cercana de Labegorra. Italiani fue candidata a concejal del PJ en 1999 y ex secretaria del Concejo Deliberante durante el período 95-99.
Si el Tribunal de Impugnación -conformado por los jueces Filinto Rebechi, Verónica Fantini y Pablo Balaguer- le diera curso al planteo de Gómez, haría caer una de las causas con más impacto político que tiene hoy la justicia. Porque anulando las indagatorias de Morello, Pereyra, Italiani y Díaz y el resto de las actuaciones, obligaría a Flores a empezar todo de nuevo. De esa manera también favorecería a otros ex funcionarios que, si bien aún no fueron indagados, sino que solamente declararon como testigos, en cualquier momento podrían ser imputados. Los nombres más notables son los de Alvarez, David, el ex subsecretario de Salud, Eduardo Filgueira Lima -los tres eran las principales autoridades de la Fundaciòn Patagonia Deportiva- y, eventualmente, hasta la propia Labegorra.
Ello sin contar a otros dirigentes deportivos o ex empleados de Deportes que están imputados -porque formaban parte de las otras tres asociaciones- como Zoraida Parada, Mary Acevedo, Gustavo Cobo, Carlos Wiggenahuser, Carina Villarías y Juan Luis Verna.