PJ y Cambiemos con su libreto. Passo le apuntó al voto radical

DEBATE EN LA CPE

Los candidatos a diputados nacionales se midieron ayer en el primer debate televisado previo a las elecciones legislativas del 22 de octubre que se realizó en los estudios de CPEtv. Durante dos horas los representantes de las seis fuerzas que competirán por tres bancas en la cámara baja hablaron de distintos temas e hicieron tiempo para cruzarse con algunas acusaciones picantes.
Antes de la presentación de los candidatos hubo un sorteo de ubicaciones que quedó conformado, de izquierda a derecha, de la siguiente forma: Juan Carlos Passo (Frente Progresista), Martín Maquieyra (Cambiemos), Juan Esponda (Partido Humanista), Claudia Lupardo (FIT), Ariel Rauschenberger (Partido Justicialista) y Ayelén Pilcic (Izquierda al Frente).

Mirando el país.
El primer tema del debate fue la relación con Nación en un contexto de inundaciones y falta de obras. Al respecto Passo dijo que “a mi pueblo natal lo salvaron los chicos a pala”. Maquieyra adoptó el discurso de Cambiemos y dijo: “Todavía La Pampa no ha podido despegar (…) los pampeanos podemos más, porque está en nuestro ser ese espíritu emprendedor”.
Rauschenberger por su parte, celebró que La Pampa es ” una provincia que no tiene villas miseria y (cuyo gobierno) ha hecho más de 40.000 viviendas sociales”.
Esponda fue directamente a cruzar al proyecto político de Macri y dijo “queremos ponerle un freno a la política que se viene” al igual que Pilcic que advirtió que “sabemos lo que se viene (…) Peña y Massot ya salieron a hablar de la reforma laboral”. Lupardo, en su turno, hizo una propuesta: “Trabajemos 6 horas, cinco días a la semana”.

Solo uno quiere armonizar.
Otro tema central fue el pedido de “armonización” de las cajas previsionales que Macri le exigió a Verna. En este punto todos los candidatos estuvieron de acuerdo en rechazar el pedido del presidente, salvo Maquieryra quien señaló que “estamos pidiendo que vayan armonizando (…) la Nación está pagando el déficit de las cajas de La Pampa”. “Necesitamos que el gobierno nacional nos pague la deuda, que son más de 3.800 millones de pesos”, le reclamó Rauschenberger.

No a la suba .
Un rotundo “no” se escuchó por parte de cinco de los seis candidatos cuando se planteó el tema de la suba de la edad jubilatoria que quiere implementar el macrismo. “No voto ninguna ley que rompa el principio solidario del sistema previsional y que extienda la edad jubilatoria”, dijo Passo. “Se está queriendo copiar el modelo de Brasil y va a ser un desastre”, sentenció Esponda.
“Tenemos que dar la ‘voluntariedad’. En ningún momento se habló de extender la edad jubilatoria. Es un debate que hay que dar”, dijo, en disonancia, el candidato del PRO.

El plan Maestro.
La reforma educativa que pretende llevar adelante el macrismo también fue repudiada por los candidatos, salvo Maquieyra. “De ninguna manera podemos acompañar una reforma que está sentada en los intereses de los capitalistas”, dijo Pilcic. “No estamos de acuerdo con que los alumnos sean mano de obra barata”, añadió Lupardo. “Lamento que no se dé el debate”, contrarrestó Maquieyra.
El endeudamiento externo a ha crecido notablemente desde la gestión de Macri y sobre ese tema también hablaron los candidatos. Esponda disparó para ambos lados denuciando que “el PJ pampeano y Cambiemos han habilitado el pago a los fondos buitres”.
Maquieyra celebró que los préstamos a 100 años porque “significa que sos un país creíble (…) bienvenido sea”. Lupardo fue categórica: “No vamos a seguir legitimando el pago de la deuda externa”. Los demás también se manifestaron contra el endeudamiento desmedido.

Autocultivo y aborto.
Una férrea posición sobre la utilización del cannabis con uso terapéutico hizo Maquieyra para diferenciarse de sus contrincantes. “No me parece que la solución sea el autocultivo (…) puede ser peligroso”, dijo sobre el tema. Y tras recibir críticas de Pilcic, el joven PRO insistió: “¿Permitirías usar morfina a una familia en su casa?”.
El derecho al aborto legal, seguro y gratuito en los hospitales públicos fue otro de los temas que despertó posiciones encontradas y hasta llamativos argumentos como el que dio Passo: “Yo fui un embarazo de un día y viví. El mayor derecho humano es el derecho a la vida y aspiro a que todos tengan ese derecho (…) Le quiero hablar a una adolescente que está embarazada: cuidálo, tenélo, no es un juanete. Un juanete nunca te va a decir te amo, tu hijo sí”.
En sintonía con Passo, el candidato de Macri en La Pampa dijo: “No estoy a favor del aborto, estoy a favor de la vida. Desde una visión cristiana y científica entiendo que la vida comienza en el momento de la concepción”.
Pilcic, Esponda y Lupardo estuvieron de acuerdo con que debe garantizarse el derecho a decidir de las mujeres, mientras que Rauschenberger se limitó a decir que “debe legislarse sobre el aborto”.

Cierre.
Al finalizar el debate, cada uno de los candidatos utilizó un minuto para dejar en claro sus propuestas. “Soy trabajadora y hace falta una voz en el Congreso para evitar el ajuste a los trabajadores”, dijo Pilcic.
Rauschenberger dijo que quiere llevar “una Ley de Promoción Económica”. Esponda dijo que se compromete “a luchar por la vigencia plena de los Derechos Humanos” mientras que Lupardo insistió con que viene “un ajuste y tenemos que estar organizados”. Maquieyra dijo: “los pampeanos podemos, sí se puede”.
El mejor cierre, fríamente calculado para la ocasión, lo hizo Passo: “Quiero hablarle a los radicales de La Pampa. Fui, soy y seré radical. Entiendo al radicalismo como una fuerza progresista y quiero ganarle al peronismo porque he luchado 30 años para ello. Es imprescindible una alternancia, pero yo construyo desde un lugar. No construyo con Mac Allister porque no construyo con Aragonés, un informante de la Dictadura y jubilado de privilegio. Porque no milito con (Miguel) Solé, con (Santiago) Patucho Alvarez y no milito con los Matzkin. El radicalismo es una respuesta ética y el cambio por el que quiero luchar es un cambio radical. Nos quieren hacer desaparecer pero no lo vamos a permitir”.

Las polémicas ante la cámara
Al momento de las preguntas entre candidatos, Claudia Lupardo aprovechó para disparar contra el ministro de Seguridad pampeano tomando como eje el caso Maldonado. “Nos preocupan los amigos de Bullrich. Entre esos amigos está Tierno en La Pampa que, a pesar de haber sido condenado por abuso de autoridad y las permanentes sospechas de golpeador sigue siendo ministro de Seguridad. Le pregunto a Rauschenberger: ¿Por qué siguen sosteniendo a Tierno?”. “Tenemos un equipo de gobierno y es el gobernador quien elige a su equipo”, respondió el actual diputado provincial.
En otro tramo, la candidata de Izquierda al Frente también disparó contra Rauschenberger con una pregunta incómoda: “¿Cómo va a defender los derechos de las mujeres el PJ si amparan a Rogers y Cabak?”.
Como representantes de las fuerzas políticas que obtuvieron la mayoría de los votos, se esperaba que Rauschenberger incomodara a Martín Maquieyra y viceversa.
Maquieyra tiró la primera piedra cuando le tocó el momento de preguntar y le recordó su apoyo a la anterior administración nacional: “Cuando estés en la Cámara ¿vas a acompañar al kircherismo y proteger a De Vido que es una de las personas más corruptas del país?”.
Rauschenberger, más tarde, le preguntó por el poco presupuesto para obras Maquieyra se excusó con que “La Pampa es una de las provincias a la que más se le van a aumentar los fondos” . “O miré mal el presupuesto o lo miraste mal vos”, le retrucó Rauschenberger.

¿Dónde está Maldonado?
En varios pasajes del debate surgió la pregunta que desde hace dos meses se viene haciendo gran parte del pueblo argentino: ¿Dónde está Santiago Maldonado? Ante el interrogatorio colectivo y el reclamo al gobierno nacional por ordenar el operativo en Cushamen y haber encubierto a la Gendarmería, el candidato del PRO reaccionó: “Yo también quiero saber donde está Santiago, tiene mi edad”. Y reconoció más tarde: “Hay muchas cosas que no se han hecho bien en la causa”.

Los “coach” de los candidatos
Apenas pasadas las 11.30 los postulantes al Congreso llegaron a la CPE junto a dos o tres personas cada uno. Llamó mucho la atención el nivel de asesoramiento que algunos candidatos recibían en los cortes. Desde el peinado y el maquillaje, hasta los temas que seguramente estaban por venir: la política en el siglo XXI.