PJ: Marín, con Ortiz y Lovera para la unidad

“Hasta el primero de agosto hay tiempo”. Una fuente del PJ provincial planteó de esa forma cuánto puede demandar la lista de unidad para los cargos partidarios provinciales; negó que existan problemas más allá de lo que ocurre en Santa Rosa por la insistencia de Luis Larrañaga de ir a interna si no consigue el respaldo de los sectores para ser el titular del Consejo de Unidades Básicas.
A nivel provincial, los tres principales sectores del peronismo ya tiene todo cerrado: una sola lista y la distribución de los cargos a razón del 45 por ciento para el jorgismo y el resto dividido entre vernistas y marinistas.
Aunque no están las listas nominales de quienes ocuparán cargos de consejeros, jefes departamentales y congresales, se da por sentado que Rubén Marín (Convergencia) seguirá en la presidencia del PJ, la vicepresidencia recaería en el ministro de Bienestar Social, Raúl Ortiz (Compromiso Peronista) y la secretaría general en el diputado provincial Daniel Lovera (Plural).
La principal dificultad en el peronismo, y que condiciona en parte el entendimiento provincial, es en Santa Rosa. “La postura intransigente de Larrañaga obliga al marinismo y al vernismo a abroquelarse y plantarle batalla si el intendente insiste con ir a interna. Es más, hoy Larrañaga es un problema para el jorgismo, porque la principal resistencia al gobernador viene por ese lado y eso podría llevar a que, en caso de elecciones, Compromiso tenga que optar por acompañar a Convergencia y la Plural”, planteó la fuente.
¿Quién puede enfrentar a Larrañaga? “Hoy un nombre propio no hay, pero también debemos pensar que el intendente es sostenido por un gremio de funcionarios a término”, agregó el peronista.