Polémica por la situación financiera de la municipalidad

"Nunca hablé de un quebranto, ni responsabilicé al gobierno provincial", aseguró ayer en conferencia de prensa el secretario de Hacienda de la Municipalidad de Santa Rosa, Miguel Angel de Elorriaga, en relación a la reunión que mantuvo el lunes con integrantes del Concejo Deliberante con el objetivo de explicar la situación financiera de la comuna.
En ese sentido, y en base al contacto que mantuvo con periodistas tras dicho cónclave sostuvo: "Me encuentro con lo que se vio reflejado en los medios no está mostrando la realidad en el sentido de que no es lo que transmití en el día de ayer (por el lunes). Cuando al ver los medios me encuentro con un titular con la palabra quebranto, en ningún momento -y lo pueden revisar- yo dije que había un quebranto; sí hay, y nunca lo he negado, un atraso con los proveedores, atraso que siempre se mencionó y dije -y en algún lado lo vi transcripto- que hemos comenzado a reducirlo y es el plan seguir reduciéndolo".
Por otro lado, el funcionario aclaró también que "en ningún momento dije que al irnos, no vamos a dejar la situación saneada, mencioné que en este plan de reducir las deudas se va a tratar de reducir lo más posible y si llegamos al 11 de diciembre con la deuda totalmente saneada , mejor; no es fácil que al 11 de diciembre esté toda la deuda saneada pero nunca fue una aseveración".
Y agregó: "Esta gestión del municipio siempre fue una gestión transparente. Lo muestra el hecho de que hubo una muy buena voluntad en mostrar todas las cuentas y en ese proceso se está y cada vez estamos lo más al día posible. El atraso se debió a un problema totalmente interno y como tal se reconoció. Otro tema que quiero aclarar es que el atraso en las rendiciones de las cuentas es totalmente una tarea administrativa y no como se publicó que tiene que ver con los descuentos de coparticipación".

Objetivos.
En otro tramo de la conferencia, el secretario municipal hizo hincapié en que "la meta que tenemos es cuando nos vayamos estar totalmente al día y la trataremos de cumplir, esto muestra una responsabilidad del municipio y no una irresponsabilidad".
En el marco de aclarar sus dichos en virtud de la inexactitud de las publicaciones de algunos medios, fue categórico al manifestar: "Para nada yo puedo responsabilizar al gobierno provincial del atraso en las rendiciones, siempre lo tomé como una responsabilidad propia, un problema interno de la Secretaría de Hacienda que, como recalqué, recién se está solucionando y no como se ha publicado que hay una diferencia ideológica con el gobierno provincial".
Asimismo, reiteró que "nunca se habló de quebranto y nunca responsabilicé ni puedo hablar de responsabilidad del gobierno provincial, porque el tema coparticipación es financiero y las rendiciones de cuentas es administrativo".

Las tasas.
Consultado sobre la deuda municipal, el secretario de Hacienda explicó que "el deterioro se va produciendo día a día con el tema del atraso que van teniendo las tasas y cada vez se va sintiendo más en la economía del municipio".
Y continuó: "Un poco salió en la reunión con los concejales que me dijeron que yo conocía el tema de actualizar varias veces en el año, sí yo la conozco a la posibilidad que tengo, pero cuando fue planteado en este ejercicio ante el Concejo Deliberante, para llegar a hacer una actualización intermedia para que no fuera tan significativa, el mismo Concejo y por supuesto la oposición fueron los encargados de rechazar este proyecto".
Por último, sobre la composición de la deuda municipal, el funcionario separa lo que es la deuda con proveedores, la cual estima cercana los siete millones de pesos, y la correspondiente a los anticipos de coparticipación no descontados por el gobierno provincial, que ronda los 40 millones.
En tanto, fue consultado sobre de la deuda, en concepto de tasas, que los vecinos tienen con la municipalidad. Señaló que se estaría hablando de una deuda acumulada que sería de 200 ó 300 millones de pesos, mientras que con Aguas del Colorado la deuda está en los 15 millones de pesos.

"A cada santo se le debe una vela"
Liliana Robledo, presidenta del Concejo Deliberante, cuestionó al Ejecutivo santarroseño por "no fijar prioridades" y no reducir el gasto. Dijo que el "pasivo" municipal es muy alto y que quien asuma el 10 de diciembre se encontrará con "un gran lío".
En declaraciones a Radio Noticias sostuvo que las prioridades municipales "pasan por otro lado" y que "no están los gastos porque a cada santo se le debe una vela".
"No vemos predisposición de querer dejar el municipio ordenado", acotó la edila peronista y que la gestión comunal de Luis Larrañaga "falló" en el cobro de servicios que no son los mejores. "Se debe intimar a los deudores de tasas".
Sobre los números municipales, Robledo dijo: "No tenemos certezas porque siempre venimos por detrás (con las rendiciones) y no hace mucho presenté un pedido de informes solicitando el pasivo real del municipio, sólo sabemos que a Provincia se le adeuda alrededor de 55 millones, pero faltan los proveedores y otros gastos corrientes; esa información nunca llegó".
"Sabemos que hay un desorden y que los números no dan", añadió con respecto a las cuentas comunales.
¿Qué recibirá el nuevo intendente? "Un gran lío. Hemos tratado de fijar prioridades, que se deje de contratar personal y de hacer gastos innecesarios (como el ploteo de vehículos). El pasivo es muy alto y al que le toque gobernar tendrá una gran tarea por delante, no sé si deberá ser mago, sí que debe ordenar el municipio".
Liliana Robledo recordó que hace algunos años la comuna santarroseña era "autosustentable", que con los ingresos podía pagar sueldos y gastos corrientes. "Esa relación se rompió porque no se cobran las tasas, no se intima a los grandes deudores y esto es responsabilidad de quienes ejecutan los planes de gobierno".
-¿Larrañaga no supo, no pudo o no quiso hacer las cosas bien?
-No sé, me reservo el derecho a opinar.