Portezuelo del Viento: si Mendoza avanza, La Pampa hará juicio

PREOCUPA LA AFIRMACION DE CORNEJO DE HACER LA OBRA SIN AUTORIZACION DE COIRCO

Si Mendoza decide avanzar con la construcción de la represa Portezuelo del Viento, el gobierno pampeano ya tomó la decisión de presentar un amparo en la Justicia considerando que la megaobra no cuenta con la aprobación del Comité Interjurisdiccional del Río Colorado (Coirco) ni con el estudio de impacto ambiental necesario, entre otras cuestiones fundamentales.
El secretario de Recursos Hídricos, Javier Schlegel, planteó ayer la decisión de las máximas autoridades pampeanas que endurecieron su postura en la disputa, teniendo en cuenta que el gobierno mendocino está trabajando fuertemente para licitar la obra, ubicada sobre el río Grande, en el mes de octubre. Si se pone en funcionamiento, el megaproyecto hidroeléctrico incidirá sobre la dinámica del río Colorado.
Sobre la presa Portezuelo del Viento, el funcionario provincial manifestó que “se debe tener en cuenta que faltan realizar los estudios de impacto ambiental, normas de llenado del embalse, otras de manejo de la presa y demás cuestiones de documentación necesaria para que el Comité del Río Colorado pueda decidir la aprobación en el área técnica de esa construcción”.
Al ser consultado por LA ARENA, agregó que actualmente “existen leyes provinciales y nacionales que ratifican y avalan el Tratado del Río Colorado, por lo que lo que si se avanzara en una eventual licitación, desconociendo y sin tener en cuenta las normativas vigentes solo le quedaría a La Pampa recurrir al camino legal, mediante un recurso de amparo ante la Corte Suprema de Justicia”.
La Pampa rechaza la obra de Portezuelo porque no cuenta con la aprobación del Coirco. La misma se emplazará sobre el río Grande y servirá para regular la cuenca del río Colorado. Es resistida porque quitará caudal al Colorado, afectará su salinidad y porque Mendoza quiere usarla como puntapié para el futuro trasvase de caudales desde el Grande hasta el Atuel.

Lamentable.
Por otro lado, el secretario criticó al gobernador de Mendoza, Alfredo Cornejo, quien ya tiene una relación tirante con el pampeano Carlos Verna por la discusión del río Atuel, y señaló que “realmente sería lamentable que las autoridades mendocinas desconozcan las leyes vigentes que son el marco y las posibilidades entre las que se tendría que mover el Poder Ejecutivo Nacional y Provincial”.
“Portezuelo del Viento es una presa a realizarse sobre el río Grande, que junto al río Barrancas los dos afluentes son los que forman el río Colorado, en proporción aproximada del 28 por ciento el Barrancas y 72 el Grande, siendo este ultimo el fluido de mejor calidad de ambos”, explicó Schlegel, evidenciando su preocupación por la construcción que impulsa Mendoza.
Según diarios mendocinos, el gobernador Cornejo (Cambiemos) tiene diagramada una estrategia con la obra Portezuelo del Viento para que La Pampa “no la frene” en el Coirco. La estrategia es involucrar de lleno a la Nación en el tema. “Al ser una obra nacional, apostará a que la discusión por la autorización o no sea entre la Nación y la provincia vecina. Y que en todo caso Carlos Verna le frene la obra a Macri. Y no a Mendoza”, indicó MDZol.
Anunciada hace más de una década, Portezuelo pasó de costar 1.000 millones de dólares a los 10.500 millones que figuran en el proyecto que las autoridades mendocinas le presentaron al presidente Mauricio Macri. Si las previsiones originales se hubieran cumplido, la obra estaría terminada desde hace al menos cinco años.
La preocupación está vinculada también al manejo que realiza Mendoza sobre el Atuel, que no llega a La Pampa, de hecho las provincias del río Colorado coinciden en que dejar el manejo de las aguas de Portezuelo en manos de Mendoza es una jugada muy arriesgada, por lo menos hasta que no haya reglas de juego claras. Por ello, el Coirco reclama para sí el manejo del programa de embalses y desembalses, como hace con Casa de Piedra.

Atuel: apoyo a dictamen de la ONU
La diputada justicialista Claudia Godoy presentó la semana pasada un proyecto para que la Legislatura pampeana exprese su beneplácito “por el pedido dirigido al Gobierno Nacional de parte de los relatores y expertos en Derechos Humanos de Naciones Unidos solicitando una solución definitiva al conflicto interprovincial del río Atuel”. En su proyecto Godoy destacó las gestiones del gobernador Carlos Verna pero omitió decir que los relatores emitieron su dictamen a instancias de una presentación de la Fundación Chadileuvú. De hecho, en ningún momento del proyecto mencionó a la ONG.
En los fundamentos de la iniciativa, la legisladora destacó que los expertos en Derechos Humanos y relatores de la ONU Léo Heller y Hilal Elver, expresaron al gobierno argentino su “preocupación por el derecho a la alimentación y el derecho al agua de las comunidades rurales del oeste pampeano” y recordó que también consultaron “qué medidas han adoptado las autoridades argentinas para evitar que se sigan sucediendo inundaciones en las comunidades del oeste pampeano al realizarse envíos de agua sin aviso por parte del Estado de Mendoza, ocasionando grandes pérdidas económicas y humanas para estas comunidades”.
“Las actuaciones de este organismo internacional -sostuvo Godoy- no son más que el reflejo de una larga controversia que viene planteando el gobierno de la provincia de La Pampa respecto al río Atuel y el unilateral uso y disposición que hace la provincia de Mendoza”. En ningún momento informó que esa actuación es resultado de una presentación que hace un par de años formuló la Fundación Chadileuvú, una entidad de aquilatada trayectoria en la defensa del río Atuel.
En cambio Godoy consideró de importancia “valorar las gestiones que realiza el gobernador de la Provincia de la Pampa, el ingeniero Carlos Verna respecto a la necesidad de constituir un comité de cuenca que gestione las aguas del río Atuel en forma consensuada y atendiendo a las necesidades de las dos provincias”.

Compartir