“Portezuelo es una farsa”

PEREZ ARAUJO SALIO A REPLICAR DECLARACIONES DE MARCOS PEÑA

El procurador general de Rentas de La Pampa, Hernán Pérez Araujo, salió a replicar las declaraciones del jefe de Gabinete de la Nación, Marcos Peña, sobre la obra Portezuelo del Viento, y el conflicto entre las provincias de La Pampa y Mendoza sobre el río Atuel.
Peña había indicado, en diálogo con el diario “Los Andes”, que “es una obra positiva para el país y para la provincia (de Mendoza)” y que “la falta de políticas estratégicas perjudicó a Mendoza”. En ese escenario, Pérez Araujo habló con periodistas de Radio Noticias y si bien no se mostró sorprendido por los dichos de Peña, le resultó llamativa su franqueza.
“A mí no me sorprendieron las declaraciones de (Marcos) Peña, para nada. Está claro que, en el mes de mayo cuando por primera vez el gobernador (Carlos Verna) me instruyó para recusar al Presidente (Mauricio Macri) y ahora la semana pasada cuando volvimos a hacerlo, estamos por el camino correcto”, sostuvo el funcionario provincial.
“La posición del gobierno nacional está clara, no se si en connivencia o en sociedad con el gobierno mendocino”, agregó.
A su vez, Pérez Araujo indicó que la obra de Portezuelo del Viento esconde una tramoya. “Portezuelo (del Viento) es una farsa. Lo que tiene detrás de sí es llevar a cabo el trasvase del río Grande al Atuel. Lo de la generación (de energía) es un engaña pichanga, la obra no va a generar lo que se dice que genera, es una obra carísima en extremo y va a generar un impacto ambiental de altísima magnitud”, continuó. “No nos vamos a poner de acuerdo con Mendoza. Encima va a primar la posición del Estado Nacional, dice Peña, y a su vez es que la obra es prioritaria por los intereses de la Nación y la provincia. Cuando habla de la provincia está claro que el resto de las provincias de la cuenca nos quedamos afuera”, sostuvo el funcionario pampeano.

Franqueza.
En otro tramo de la entrevista, manifestó que “lo de Peña es llamativo por ahí por su franqueza”. “Uno a veces espera un discurso más moderado. En este caso el discurso y los hechos van de la mano y van en sentido contrario a los intereses de La Pampa”, resaltó Pérez Araujo. “Cuando recusamos a Macri en mayo, algunos referentes de Cambiemos en La Pampa se escandalizaron y salieron a politizar el tema diciendo que esto es culpa de los gobiernos justicialistas que no han hecho nada en 34 años. Se quedan cortos porque estamos hablando de 70 años del despojo del río, es algo que excede…”, prosiguió.
“Cuando fuimos a la Corte invitamos a todas las fuerzas políticas porque esta cuestión excede
al gobierno de turno y al gobernador. Entendemos que, de algún modo, es mucho más fácil, mucho más simpático para los intereses electorales que cada uno defiende, pararse arriba de la obra de los Daneses y hablar de la inacción de los gobiernos provinciales”, sostuvo el entrevistado, quien destacó que “la inacción no es tal, porque el gobernador desde el día que asumió está reclamando por la licitación de la segunda etapa de la obra y el Estado nacional brilla por su ausencia”. Finalmente concluyó que, “es mucho más sencillo eso que ir y pararse sobre el Puente de los Vinchuqueros y ver qué está haciendo el Estado nacional y el Estado mendocino, que mal que les pese, es de su color político y, en esta época, eso cuenta y mucho”.

Conflicto.
A su vez, en declaraciones realizadas al área de Prensa de Casa de Gobierno, Pérez Araujo se despachó contra Peña por su afirmación respecto a que Mendoza había resultado la provincia más perjudicada en torno al litigio por el río Atuel. “Esto es absolutamente injustificado, estas manifestaciones demuestran una falta de conocimiento cabal del tema o una connivencia con el Estado mendocino que preocupa al Gobierno provincial. No puede verse como perjudicada una provincia que para regar entre 45 y 50 mil hectáreas ha desertificado un millón y medio en La Pampa, ocasionando un daño ambiental y un desierto sin parangón alguno en nuestro territorio”, dijo.