Potasio: Verna pidió que se reúna el Coirco

PROYECTO SOBRE EL RIO COLORADO

El gobernador Carlos Verna le pidió al ministro del Interior, Rogelio Frigerio que intervenga y también convoque a una reunión de mandatarios de las provincias que integran la cuenca hidrográfica del río Colorado para conocer el estado actual de desarrollo del proyecto Potasio Río Colorado.
Ayer, Verna le envió una carta a Frigerio, en su carácter de presidente del Consejo de Gobierno del Comité Interjuridisccional del Río Colorado (Coirco) solicitando el encuentro con sus pares luego de que esta semana se conocieran las tratativas para reactivar el proyecto en la provincia de Mendoza. La intención de La Pampa es que no se haga ningún tipo de avance sin su consentimiento ya que es una de las integrantes de la cuenca.
En tanto, el diputado Martín Berhongaray (Frepam) le pidió al gobierno provincial que impulse la realización de una nueva Evaluación de Impacto Ambiental sobre el proyecto minero.
El legislador radical, que hizo planteos similares en 2008, 2010 y en dos oportunidades en 2013, manifestó que hasta el momento “no se ha logrado despejar la preocupación que genera el riesgo de contaminación del suelo, subsuelo, agua superficial y subterránea, resultante del proyecto minero”.
A través del proyecto que será presentado hoy en la Legislatura, Berhongaray exige al Poder Ejecutivo Nacional y de Mendoza que informen sobre el emprendimiento y si la empresa brasileña Vale ha contratado un “Seguro Ambiental de Incidencia Colectiva” (SAO) para hacer frente, ante la ocurrencia de siniestros, a las operaciones de remediación del medioambiente.

Gestión que no avanzó.
Cabe recordar que promediando el 2008, la Cámara de Diputados procedió a aprobar el proyecto 76 impulsado por el diputado Martín Berhongaray requiriéndole al Ejecutivo Provincial que realice las gestiones pertinentes -conjuntamente con los Poderes Ejecutivos de las provincias condóminas del Río Colorado (Buenos Aires, Río Negro, Neuquén y Mendoza)- a fin de requerir a la Auditoría General de la Nación (AGN), la realización de un nueva Evaluación de Impacto Ambiental del proyecto minero “Potasio Río Colorado”.
El legislador puntualizó que hasta hoy “no logró concretarse esa gestión, motorizada básicamente por la falta de confianza que genera el informe ambiental oportunamente preparado por la consultora URS contratada por la firma Río Tinto Mining & Exploration Leed”.
Recordó que el 2 de julio de 2008 en la Auditoría General de la Nación se trató el pedido de La Pampa, y posteriormente en Puerto Madryn el Parlamento Patagónico recogió la decisión tomada por la Legislatura pampeana y aprobó por la realización del estudio de impacto ambiental por la AGN, “evidenciando la preocupación de toda la región por el riesgo de contaminación de las aguas del río Colorado”.
El diputado radical mencionó que la Ley 25.675 “General del Ambiente” determina que “toda persona física o jurídica, pública o privada, que realice actividades riesgosas para el ambiente, los ecosistemas y sus elementos constitutivos, deberá contratar un seguro de cobertura con entidad suficiente para garantizar el financiamiento de la recomposición del daño que en su tipo pudiere producir”.

Responsable.
Por su parte, el artículo 28º de la citada norma jurídica prescribe que el que cause el daño ambiental será objetivamente responsable de su restablecimiento al estado anterior a su producción.
Tal exigencia se deriva pues de la propia Constitución Nacional (artículo 41º) que enseña que el daño ambiental generará prioritariamente la obligación de recomponer.
La “entidad suficiente” de la póliza debe permitir hacer frente a las operaciones de remediación a la brevedad, y encontrarse sujeta a revisiones periódicas en función de la experiencia de siniestralidad y los avances tecnológicos en materia de recomposición del ecosistema.
Finalmente el diputado dijo que “si bien el riesgo de contaminación (salinización) del río Colorado, que abastece de agua potable a la mayor parte de la población pampeana, resultó mitigado con la relocalización del depósito de sal a mayor distancia del curso de agua, no se ha extinguido en su totalidad. Tan latente se encuentra como los peligros derivados del transporte del cloruro de potasio desde el lugar de extracción hasta el puerto de Bahía Blanca”, cerró.

Mendoza se hace eco
El pedido que los tres senadores pampeanos realizaron ante el Gobierno nacional para reclamar que se “abstenga” de llevar adelante el proyecto Potasio Río Colorado, en Mendoza, tuvo eco en la prensa de esa provincia, que le dio espacio a la noticia y publicó una entrevista con la legisladora Norma Durango.
El sitio web www.mdzol.com publicó una nota con el título “La Pampa ahora apunta contra la minería en Mendoza” y en el texto afirma que “en esta ocasión, la causa no fue el río Atuel ni la cuenca del Desaguadero: se trata del proyecto Potasio Río Colorado, que el Gobierno provincial está intentando reactivar luego de la fallida puesta en marcha a manos de la empresa brasileña Vale. Atento a ello, los senadores pampeanos presentaron una resolución para pedirle al Ejecutivo nacional que se ‘abstenga’ de autorizar el proyecto”.
Los impulsores del pedido son los senadores Daniel Lovera y Norma Durango (ambos del PJ) y Juan Carlos Marino (Frepam-UCR), quienes a su vez solicitaron la intervención del Comité Interjurisdiccional del Río Colorado (Coirco) para que este organismo realice y analice un estudio de impacto ambiental.
Durango explicó al mencionado sitio los motivos que impulsaron a emitir este petitorio, al cual calificó como una “advertencia” para Nación: “El Colorado es un río interprovincial, y el Coirco es la autoridad más importante que tiene la cuenca. Por lo tanto, todo lo que se realice sobre las aguas del río debe ser decidido por el organismo”.
La ex vicegobernadora agregó que “además de ser un río para regadío, el Colorado nos provee de agua, incluso hasta en la ciudad de Santa Rosa y estamos a punto de comenzar a construir el acueducto hacia el resto de la provincia, siendo una solución muy importante para los problemas hídricos que sufrimos”.

Mala y poca.
En ese sentido, y tras recordar que “La Pampa tiene mala calidad de agua y muy poca cantidad”, la legisladora nacional remarcó: “nosotros cuidamos el agua del río Colorado y la defendemos como una necesidad vital para nuestro pueblo”.
A su vez, Durango afirmó que el reclamo nace de los contactos que el gobierno mendocino viene manteniendo con la Nación para la reactivación del proyecto de extracción de potasio, ubicado a pocos kilómetros de la margen del río Colorado, como así también algunas declaraciones a los medios. “Estamos pidiéndole al Poder Ejecutivo nacional que se abstenga de realizar algún proyecto sobre el río y mucho menos éste”, reiteró.
La senadora también hizo referencia a los constantes reclamos de La Pampa sobre el uso del agua compartida con Mendoza: “Siempre hicimos las reclamaciones correspondientes sobre los ríos pampeanos que son interprovinciales. Este tema de los ríos es algo en el cual ninguno de los pampeanos está en desacuerdo, nos une a todos”. Por ello rescató que el pedido en el Congreso fue formulado por los senadores del oficialismo y la oposición y estuvo consensuado con el gobierno pampeano.